Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre el Sporting y el Oviedo: La rueda del hámster

En Mareo hay caza de brujas por los malos resultados que están cosechando los muchachos de la base, mientras que Matheus da un empate, otro, al Oviedo, con un golazo

Una acción del Mirandés-Oviedo en Anduva que acabó con 1-1 Área 11

Cierre categorial en torno a David Gallego. Niños, jóvenes y ancianos salen en defensa del trabajo del técnico de Suria. Prietas las filas e impasible el ademán. El vestuario verbaliza en voz alta que Gallego es lo mejor que les ha pasado en mucho tiempo. Algo tendrá el agua cuando la bendicen. La dirección deportiva ya lo hizo el miércoles. Y los que saben de fútbol dicen que no hay día más propicio para retomar el gusto por la victoria que una visita a El Molinón del Fuenlabrada de Oltra, ya que los madrileños caminan por la categoría en sus horas más bajas. Ya se verá si tienen razón los “sabios” una vez que, si el vendaval lo permite, acabe el partido.

Por lo demás, la vida sigue igual en Mareo. Hay caza de brujas por los malos resultados que están cosechando los muchachos de la base. Todo se junta, desde el parón de la cantera para preservar al primer equipo del covid al eterno debate sobre si hay que ganar por encima de la formación o lo primero es enseñar y luego pensar en machacar al rival. Que si un portero que gana siempre 10-0 no para una hasta juveniles y que si el delantero que en infantiles marca 80 goles y luego no hace lo mismo más arriba se desmotiva.

Todo el mundo tiene la fórmula mágica para la cantera, pero al final resulta que la Coca-Cola no tiene gas. Es la eterna vida en la rueda del hámster, que no xHasmter, de este Sporting y del “fúrgol” en general

decoration

Todo el mundo tiene la fórmula mágica para la cantera, pero al final resulta que la Coca-Cola no tiene gas. Es la eterna vida en la rueda del hámster, que no xHasmter, de este Sporting y del “fúrgol” en general. Ayer se envidiaba a Lezama, hoy se quiere ser como la Real Sociedad y mañana vaya usted a saber. Nada cuaja. Cada equipo de la cantera es la república independiente de su casa y eso de jugar todos el mismo sistema como en La Masía no deja de ser un sueño húmedo inalcanzable. Y, aun así, el género y el parné fluyen: Sergio Álvarez, Dani Martín, Meré...

Mientras, a 28 kilómetros partido ante el equipo de Chema Aragón, periodista metido a director deportivo de éxito, que tuvo la habilidad de “robarle” la cesión del colchonero Camello al Sporting, que sigue y sigue buscando compañero para Djuka. En cambio, los azules parece que han encontrado otro compañero de viaje para Van Bastón. Golazo de Matheus para incrementar el furor de las tropas azules.

Compartir el artículo

stats