Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre la crisis del Sporting: Los retos de fin de año

El viernes será la hora de ver el nivel de compromiso de la plantilla con su todavía entrenador. Ante los micrófonos el apoyo es total. Ahora queda comprobarlo en el verde

David Gallego

El cambio de año se acerca y con él los resúmenes de lo sucedido durante los últimos doce meses, las recomendaciones de las series, películas y libros que hay que ver antes de que lleguen las campanadas y la lista de deseos para el 2022.

En el planeta rojiblanco todo lo dominará la situación en la cuerda floja de David Gallego, que en los últimos días tiene sus movimientos monitorizados: que si sale a entrenar al sprint, que si come en la misma mesa que Javi Rico, que si mira bien o mal a este y a aquel, y tal y tal y tal.

Es lo que viene siendo la soledad del entrenador, al que le toca compartir los éxitos con sus jugadores, pero tragarse (casi) todos los sapos en los fracasos. Lo cierto es que puede que incluso una victoria no acabe con la sensación que se ha instalado (a martillazos o no) de que el Sporting está ante otro final de ciclo. Un sentir que también habría calado en parte del vestuario, uno de esos ecosistemas repletos de príncipes destronados y dictadorzuelos con poco sentido del humor cuando se les pone ante el espejo de sus vergüenzas.

David Gallego tiene sus movimientos monitorizados: que si sale a entrenar al sprint, que si come en la misma mesa que Javi Rico, que si mira bien o mal a este y a aquel, y tal y tal y tal

decoration

El viernes será la hora de ver el nivel de compromiso de la plantilla con su todavía entrenador. Ante los micrófonos el apoyo es total. Ahora queda comprobarlo en el verde. La visita del Huesca también será el día para testar cómo está el ánimo del sportinguismo, en sus números de asistencia a El Molinón más bajos de los últimos tiempos. Los retos para cerrar el año y entrar en el siguiente no están nada mal.

Compartir el artículo

stats