Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del Oviedo y el Sporting: Los impuestos y el paseo en taxi

El ciberoviedismo anda mosca con Don Federico, que se pregunta si los haters pagan impuestos, y los mexicanos de Orlegi ya han tomado posesión oficiosa del Sporting de los "Javis"

Alejandro Irarragorri, presidente del consejo de administración de Orlegi

Pues señoras y señores, parece que el final del fernandismo está cerca después de que los que más mandan en Orlegi, la empresa mexicana que se hará con el control del Sporting en las próximas fechas, realizara una toma de posesión oficiosa con su visita relámpago a Gijón. Paseo en taxi por la ciudad, presentación en sociedad ante la Alcaldesa, que días atrás advirtió de que nada de mezclar Sporting, ladrillo y especulación, y de vuelta a casa.

Esta vez no hubo gambeteo de la todavía propiedad de la casa rojiblanca, que se va tras firmar una temporada ya inscrita en la historia negra sportinguista. Quedan ahora por resolver flecos del tamaño de un sofá, como ver de quién es la finca de La Marruca, qué pasará con el proyectón previsto con los fondos CVC (clínica, Mareo 2.0, restaurante en El Molinón...). También será interesante ir comprobando cómo se resuelve lo que queda del Sporting de los “Javis” y ver si se produce ese fenómeno tan de la política en el que todos los cargos que se juegan algo y que fueron más del líder que el líder se pasan ahora al tequila y a las rancheras de Vicente Fernández.

Mientras, a 28 kilómetros, esa parte del oviedismo que vive en las redes anda bastante mosca con don Federico por eso de poner en duda de qué viven o cuántos impuestos pagan los que critican al consejo desde el ciberespacio. Ya se sabe que con las cosas de comer no se juega, que lo que un día son cañones propios al siguiente se convierten en fuego amigo y, claro, luego pasa lo que pasa, se paguen o no se paguen impuestos, ¿oyisti?

Compartir el artículo

stats