Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre el Oviedo y el Sporting: Sin camisetas y el hombre "Z"

La afición azul se "ha ventilado" en unos días todas las camisetas, Marcelo Flores promete goles y en Gijón esperan por Cali Izquierdoz

Marcelo Flores con la camiseta del Oviedo Real Oviedo

La ilusión por la nueva etapa en el Oviedo ya está dando réditos de los que valen, de los que dejan manteca en caja: en menos de quince días hábiles, la afición azul se "ha ventilado" todas las camisetas de la primera equipación. Cuentan que han sido unas 1.200. Pero que nadie se preocupe, ya hay más, muchas más en camino. Mientras, Marcelo Flores, el gran fichaje de la era Pachuca, ya está en la ciudad. Llega con ganas de agradar y marcar goles para su nueva afición. No es mal compromiso el del chaval, una de las promesas del fútbol mexicano. Ahora solo está por ver cómo se mueve entre las pegajosas defensas y los sistemas de primero amarrar y luego jugar que tanto se lleva en la Segunda División de nuestro "fúrgol".

Mientras, a 28 kilómetros, que estos días serán unos cuantos más por aquello de que Abelardo y sus muchachos están de retiro espiritual en un complejo hotelero de Alicante, también hay novedades. Llega Cali Izquierdoz, sí, acabado en "z", un aguerrido central argentino que jugó en Santos Laguna, equipo hermano de los rojiblancos a través de Orlegi, y que en los últimos tiempos ha defendido la camiseta de todo un Boca Juniors. El Pitu pedía agresividad y veteranía para un centro de la zaga que se ha vaciado tras las salidas de todo lo que había (Babin, Berrocal, Borja López, Marc Valiente...) y ahí las tiene. Ver veremos. El verano sigue. Y seguro que quedan novedades, ¿oyisti, güey?

Compartir el artículo

stats