Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del Sporting y del Oviedo: Proyectos, puntos y capillas

El Sporting cubrirá con un nuevo capellán el hueco dejado por el páter Fueyo: hay que estar bien con lo terrenal y lo espiritual; mientras Bolo sigue buscando fórmulas para dar con la famosa tecla

Alejandro Irarragorri, en la capilla del vestuario del Santos Laguna Á. C.

La nueva propiedad del Sporting lo tiene todo pensado. Mundial para reformar El Molinón y piqueta en Mareo para adaptar la Escuela de Viejo Feliú y Vega-Arango a las nuevas metodologías que se aplican en el "fúrgol". Pero no solo de pan vive el sapiens, así que no se puede descuidar el apartado del alma. Lo anunció en estas páginas Laura Kalb, esposa de don Alejandro y responsable de la obra social del Grupo Orlegi. El Sporting cubrirá con un nuevo capellán el hueco dejado por el páter Fueyo y en Mareo se levantará una capilla aprovechando la rehabilitación integral de la zona abuhardillada y demás terrenos anexos. Y es que hay que estar a bien con lo terrenal y con lo espiritual, faltaría más. Por lo demás, los rojiblancos van descontando las horas a la espera del Ibiza y con la obligación de dar una alegría a los suyos. Otro mal resultado encendería el piloto rojo de "crisis" en el tablero de mando.

Mientras, a 28 kilómetros, la cosita deportiva no va mucho mejor que en Gijón. Bolo sigue buscando fórmulas para dar con la famosa tecla. En la temporada en la que el Tartiere se iba a divertir a base de fútbol ofensivo y goles, van los números y señalan lo contrario: uno de los peores arranques ligueros en cuestión de efectividad. Al igual que en la ciudad vecina, un traspié en Lugo alteraría el sueño y los biorritmos en Pachuca. Cambian las caras, los nombres, los muchachos y las muchachas, pero al final lo que dictamina si los proyectos son buenos o malos son los puntos, ¿oyisti, güey?

Compartir el artículo

stats