Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre el Oviedo: Afición y adicción

Los hombres de "Chucho" Martínez conocieron de primera mano el calor (o el frío, dependiendo del momento) que dan las peñas, en este caso azules

Directivos del Oviedo y autoridades locales, en la inauguración de la exposición de las peñas azules en Trascorrales. Real Oviedo

El consejo de Pachuca ya ejerce, a la espera de recibir el bautismo de fuego en su primera junta general de accionistas. Pero antes los hombres de "Chucho" Martínez conocieron de primera mano el calor (o el frío, dependiendo del momento) que dan las peñas, en este caso azules. No hay lugar del planeta donde no se diga que la afición, la hinchada y tal y tal es el mejor patrimonio del club. Pero en el caso de la madreñina "furgolística" es una realidad.

La inmensa mayoría de los 40.000 futboleros que tienen carné en la región son primero de su equipo y luego ya, si eso, muestran sus filias y fobias por Real Madrid, Barça o lo que se tercie. En esto tiene mucho que ver la tradición, el transmitir la pasión de abuelos a nietos, de padres a hijos y un largo etcétera. Por eso hay que buscar con lupa para encontrar a alguien que cambie de colores a lo largo de su trayectoria vital. Y esto es algo que comparten todas las aficiones del mundo, sean de aquí, de allí o del otro lado.

Por lo demás, el Mundial ya resopla allí a lo lejos. Arrancará con un apasionante Qatar-Ecuador que medirá, por ejemplo, las posibilidades que tiene el equipo anfitrión de pasar a la segunda fase del torneo. Pero lo importante es que ya ha comenzado el show de Luis Enrique, que conversará con los aficionados a través de Twitch tras cada partido. No cabe duda de que a Lucho le va la marcha, algo que genera afición y adicción, ¿oyisti, güey?

Compartir el artículo

stats