Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del Oviedo y del Sporting: Trabajando en ello

El tradicional turno de ruegos y preguntas en la junta de accionistas permitió a Martín Peláez y a su nuevo equipo conocer de primera mano cuáles son algunas de las preocupaciones de la hinchada, mientras que en Gijón siguen y siguen con plazos, presupuestos, infografías... de cara al proyectón para Mareo

Martín Peláez, de pie a la derecha, durante la junta de accionistas del Real Oviedo de noviembre de 2022, la primera del Grupo Pachuca en la entidad azul IRMA COLLIN

"Estamos trabajando en ello" y "tomamos nota" fueron dos de las coletillas más repetidas durante la junta de accionistas del Real Oviedo, la primera con el Grupo Pachuca a los mandos de la nave. El tradicional turno de ruegos y preguntas permitió a Martín Peláez y a su nuevo equipo conocer de primera mano cuáles son algunas de las preocupaciones de parte de la hinchada y la especial idiosincrasia de alguno de los personajes que pululan por estos mundos del "fúrgol" de la casa azul.

Una de las cuestiones recurrentes es la de los accesos al Carlos Tartiere y las famosas escaleras, una trampa para cualquiera y más para aquellos con problemas de salud y/o movilidad. Es un tema que cae del lado del Ayuntamiento, que lleva tiempo –en la junta volvió a hacerlo a través de Mario Arias– comprometiéndose a meter mano en el asunto. Pero, amiguinos y amiguinas, como bien sabrán, ni cotiza que en la junta de accionistas de dentro de un año el asunto seguirá sobre la mesa.

Por lo demás, la España de Luis Enrique, que, como la cerveza, se considera "probablemente el mejor entrenador del mundo", estira las piernas de cara a su estreno del miércoles frente a Costa Rica en el Mundial. ¿Y en Gijón? Pues allí andan –mejor dicho, siguen y siguen y siguen– con planos, plazos, presupuestos, infografías… El proyectón para Mareo, plato menor al lado de la operación 40-100-300, toma velocidad, a la espera de que se mueva la primera piedra en uno de los santuarios del sportinguismo. Vamos, lo que viene siendo "estamos trabajando en ello", ¿oyisti, güey?

Compartir el artículo

stats