Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Allongo

Efecto Cervera

Sobre el cambio en el banquillo del Oviedo y la reacción del equipo en los resultados

El cambio en el banquillo se hacía imprescindible ya que Bolo había tocado fondo y el equipo navegaba sin rumbo a una zona muy comprometida. Zona de la que aún no se ha salido y no será fácil hacerlo.

El nuevo técnico carbayón, el día de su presentación, decía que se encontraba a un equipo "tristón". Esa tristeza en los jugadores era palpable, se notaba en el juego, en la actitud de los partidos, en los entrenamientos, en las ruedas de prensa… Veíamos a un equipo sin carácter, sin alma, sin saber a lo que jugaba y solo trasmitía apatía.

En seis partidos, Álvaro Cervera ha conseguido tantos puntos (10) como Bolo en 11.

En el fútbol existen puntos de inflexión. Los puntos de inflexión al final te van marcado el camino y pueden ser hacia lo positivo o hacia lo negativo. Al terminar el partido frente al Granada, con una victoria, jugando muchísimos minutos con uno menos, ante uno de los equipos con mejor plantilla de la categoría, intuí que ahí se veía algo de luz y se podría producir el cambio.

Se pasa de ronda en Copa del Rey. Con sufrimiento y en la prórroga.

Frente a la Ponferradina era el momento de dar ese paso hacia adelante. El equipo no juega mal, ni mucho menos, pero con ese gol en el descuento y ese penalti fallado ya casi con el tiempo cumplido, hacía que volvieran a aflorar fantasmas.

Ese punto que supo a muy poco había que hacerlo bueno consiguiendo la victoria ante el Mirandés y se hizo. Es tiempo de sumar, sumar y sumar e ir corrigiendo errores. Errores groseros que hicieron perder 4 puntos en el último mes. El balón parado sigue siendo el talón de Aquiles de este equipo, por lo que son puntos a trabajar muy mucho ya que los goles siempre han venido por ahí. Lo bueno es que estos fallos están identificados y son entrenables a nivel psicológico y a nivel deportivo.

Confío en el entrenador porque en cada declaración me trasmite que sabe lo que quiere, con una idea clara de juego que quizás hoy no pueda desarrollar por las lesiones o porque le falta algún tipo de futbolista que no tiene, pero poco a poco no tengo duda que irá llegando el momento de este nuevo Oviedo.

Compartir el artículo

stats