Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Allongo

El Oviedo de Cervera

Los azules son un equipo serio atrás que genera poco, pero lo que genera lo convierte

Cuando el Real Oviedo anuncia la destitución de Bolo y la contratación de Álvaro Cervera, todos teníamos claro lo que se fichaba y a qué iba a jugar el equipo. Es un entrenador que tiene una idea, una idea clara y que inculca a todos sus equipos. Ese pensamiento lo implanta en los entrenos y lo repite hasta la saciedad en cada una de las ruedas de prensa. "Esto va de sumar" y así está siendo. Será muy raro que veamos un cambio de sistema o de idea porque no es un técnico al que le guste experimentar. Los números es casa rozan la perfección, 16 puntos de 18 con 5 goles a favor y ninguno en contra. Que el equipo gana por la mínima, es una realidad, ¿pero cuál es el problema si se gana? Creo que como muy bien dice el técnico, el problema ahí es de otros, no nuestro.

Se ve un equipo serio atrás, aún con bajas en esa zona, se nota que está construido desde ahí, con muy pocas concesiones al rival y que genera poco, pero lo que genera lo convierte.

El rival sabe contra quién juega y el pasado viernes vimos a todo un Alavés generando poquísimo en el Carlos Tartiere. Quiero que se siga así y que se pueda traer a esa pieza que lleva demandando tiempo. Un futbolista rápido que sea incisivo y les dé un plus en las contras.

La asignatura pendiente es lograr algo más fuera de casa. Sin embargo, espero que poco a poco se puedan conseguir cosas, eso nos hará aspirar a cotas altas, pero por el momento solo puedo aplaudir lo que el equipo está haciendo y ya con 30 puntos en el casillero las cosas se ven desde un prisma de tranquilidad.

Compartir el artículo

stats