26 de abril de 2008
26.04.2008

Méndez pide que se mire más allá de «Alicia en el país de los ladrillos»

El líder de UGT, de visita en Asturias, reclama la «máxima imaginación» y «menos resignación» frente a la crisis

26.04.2008 | 02:00
Cándido Méndez, tercero por la izquierda, y Almudena Grandes, ayer, con las autoridades y los premiados por UGT.

Gijón, M. IGLESIAS

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, respondió ayer a las recientes declaraciones del presidente de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), Gerardo Díaz Ferrán, en las que solicitaba un retraso del aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta 2009. Méndez aseguró que la subida hasta los 800 euros del SMI en la actual situación de desaceleración provocará «efectos positivos» y «ninguno perjudicial». Cándido Méndez visitó ayer Asturias para participar en el acto de entrega de las medallas del Primero de Mayo que cada año entrega el sindicato UGT y que se celebró en un conocido restaurante de Llanera.

El dirigente sindical, quien realizó estas declaraciones en el marco del VIII Seminario europeo sobre el empleo celebrado en Gijón, al que asistía como ponente, reiteró que el aumento del salario mínimo interprofesional es «un elemento beneficioso y dinamizador del crecimiento económico». En este sentido, Cándido Méndez insistió en que se debe dar un salto cualitativo para entrar en un análisis y un debate que permitan «superar psicológicamente la situación de "Alicia en el país de los ladrillos"». También instó al presidente de la CEOE a aportar sus propuestas sobre el SMI en la mesa de negociación, para que éstas puedan ser discutidas.

En cuanto al proceso de desaceleración, Méndez aseguró que en la actual coyuntura debe desarrollarse la «máxima imaginación, pero con los pies en la tierra», así como tener «menos resignación». Méndez, quien dijo que «los empresarios deben dejar de pensar en ladrillos» y no resignarse a la crisis, apostó por mejorar el capital tecnológico, la industria, la formación e incrementar «la productividad y los salarios para contrarrestar un modelo de economía basado en el ladrillo».

Refiriéndose a la encuesta de población activa, el dirigente ugetista aseguró que el incremento de empleo en el sector de la industria y el crecimiento de la contratación indefinida es un dato «positivo». Aunque admitió que «todavía no es lo suficientemente bueno como pensamos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35