03 de mayo de 2008
03.05.2008

El conflicto por las líneas de alta tensión se encona por el Occidente

l Anuncian otro pleito contra el tendido Asturias-Galicia
l REE alerta sobre riesgos para el suministro eléctrico

03.05.2008 | 02:00

Navia / Oviedo, Sergio PÉREZ

La controversia por las nuevas líneas de alta tensión asturianas salta al occidente de la región tras la sentencia que acaba de invalidar la tramitación, en la zona oriental, del tendido Soto-Penagos. La asociación Camín Grande, plataforma contra la línea de alta tensión Boimente-Pesoz, proyectada por Red Eléctrica de España (REE), anunció ayer en un comunicado que se plantea la presentación de un contencioso por presuntas irregularidades en la tramitación del tendido, un tramo de la nueva «autopista energética» que unirá el centro de Asturias y Galicia y que está pensada principalmente para evacuar la energía producida por los parques eólicos del occidente de la región.


Camín Grande, que agrupa a vecinos de varios concejos afectados por el proyecto, argumenta que REE ha incurrido en «graves defectos de contenido y de tramitación» en el procedimiento para obtener la autorización administrativa del proyecto y que han alertado sobre ello tanto a la empresa como las administraciones implicadas. El grupo denuncia, además, la «pasividad» por parte del área de Industria y Energía de la Delegación del Gobierno en Asturias «ante unas demandas que consideramos justas en el marco de proyectos de dudosa sostenibilidad para nuestra comarca, Reserva de la Biosfera Oscos-Eo y Terras de Burón». La Asociación explica que la Xunta de Galicia también ha recibido estas mismas solicitudes, «con el mismo silencio por respuesta».


La conexión eléctrica Asturias-Galicia está ya en obras en un tramo de Salas. Su tramitación ha resultado conflictiva, como ocurre con las líneas Soto-Penagos y Sama-Velilla, por la contestación ciudadana. En este caso, REE se encontró con una activa oposición a la construcción de una subestación en Grado que forma parte del trazado astur-gallego.


Red Eléctrica confirmó ayer su propósito de iniciar cuanto antes las obras de Soto-Penagos para poner en servicio esa línea a finales de 2009, a pesar de la sentencia que anula la tramitación del trazado tras la reclamación del Ayuntamiento de Piloña, que denunció que el proceso, iniciado en el año 2000, careció de estudio de impacto ambiental.


El delegado territorial para Galicia y Asturias de REE, Carlos González Patiño, explicó ayer, en declaraciones a Radio Langreo, que la línea Soto-Penagos tiene 8 variantes aprobadas desde 2006 que se pueden ejecutar ya, con lo que espera que el plazo de obra previsto no se vea alterado. REE prevé recurrir la citada sentencia ante el Tribunal Supremo.


Patiño ha defendido las nuevas líneas asturianas para el desarrollo del sector energético regional, pero también para la seguridad del suministro de luz dentro de la región. Según el directivo de REE, si por cualquier motivo fallaran las dos líneas actuales de evacuación existentes (Soto-La Robla y Lada-La Robla), «habría que desconectar energía de algún grupo de generación asturiano, con el consiguiente peligro para el resto del sistema y para la propia Asturias».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine