19 de mayo de 2008
19.05.2008
El negocio del viento

La energía eólica asturiana, luz para dos millones de personas

Los molinos producirán en 2015 unos 3.200 gigavatios, el doble de lo que consumen ahora los hogares de la región

19.05.2008 | 10:58

Oviedo, L. GANCEDO

Asturias tiene once parques eólicos en funcionamiento, que suman 278 megavatios de potencia, y en 2015 casi se habrá quintuplicado esa capacidad de generar electricidad aprovechando el viento con los proyectos que ya están autorizados y los nuevos que se activarán próximamente a raíz del final de la moratoria que desde 2001 ha limitado la tramitación de nuevas solicitudes de las empresas. Esa estimación, fundamentada en las previsiones del Gobierno regional y de las compañías eléctricas, hará que Asturias añada a su ya potente negocio del kilovatio notables producciones eólicas, equivalentes a la luz necesaria para cubrir los consumos domésticos de una población de unos dos millones de personas.

La industria eólica ha estimado que, con el final de la referida moratoria, los molinos de viento llegarán a sumar unos 1.300 megavatios de potencia en el plazo de siete años. Según datos de la Consejería de Industria, se calcula también que los parques eólicos en Asturias pueden tener un funcionamiento medio de 2.500 horas anuales. La combinación de la potencia instalada y de esa expectativa de actividad supone que, hacia 2015, los molinos asturianos generarán anualmente en torno a 3.250 gigavatios (millones de kilovatios). Viene a ser tanta electricidad como el doble de la que para usos domésticos se consumió en la región durante el año pasado (1.512 gigavatios, según datos de las empresas suministradoras recopilados por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales, SADEI). Y la mayoría de esa producción, como ocurre con la generada por las actuales térmicas de carbón, será evacuada hacia otras regiones.

Es una aproximación a la envergadura de un desarrollo eólico amparado por la Administración asturiana, considerado excesivo por los movimientos ecologistas y que ha suscitado reacciones a favor y en contra en los territorios donde se levantan los aerogeneradores. Algunos de los principales aspectos económicos y energéticos de ese negocio se resumen a continuación.

l La inversión. Las empresas invertirán en parques eólicos en Asturias hasta 2015 del orden de 1.000 millones de euros entre proyectos para instalar aerogeneradores en nuevos emplazamientos -la gran mayoría en el occidente asturiano- y ampliaciones o repotenciaciones (sustitución de las máquinas actuales por otras más potentes) de los complejos ya existentes.

La mayor parte de la inversión corresponde al coste de los aerogeneradores, cada vez más potentes. En Asturias ya han comenzado a instalarse torres eólicas de 2 megavatios, de las mayores que para parques convencionales están en el mercado. Esos «gigantes» funcionan ya en el alto de Abara, entre el Franco y Coaña, y están siendo instalados en los complejos que Terranova-Cesa y E.On-Northeolic tienen en obras en Villanueva de Oscos y en Tineo.

l Las empresas. Neo Energía, filial de Hidrocantábrico, es ahora la compañía que más rentabiliza los vientos del Occidente, los más favorables para la producción eólica. Neo tiene cinco de los once parques que están en funcionamiento y otros proyectos en tramitación. Otros grandes del sector -Acciona, Iberdrola, Endesa E.On- ya tienen intereses en el negocio eólico regional o están preparando proyectos ante el final de la moratoria.

El Principado espera un número importante de solicitudes para nuevos parques o ampliaciones de los actuales y la Asociación Eólica del Principado, que reúne a las empresas promotoras, prevé que los montes del Occidente vuelvan a concentrar las peticiones, aunque hay empresas que también quieren poner aerogeneradores en las Cuencas. Es el caso de Endesa, que promueve varios parques en sociedad con Hunosa.

Pasa a la página siguiente

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35