29 de mayo de 2008
29.05.2008
 
Movimientos en el sector del transporte de viajeros
 

Los Cosmen suben su participación en National Express hasta el 17,7%

La familia asturiana, propietaria de Alsa, fortalece su posición en la firma británica tras invertir 44 millones

29.05.2008 | 02:00

Oviedo

La familia Cosmen, propietaria del grupo Alsa, ha reforzado su posición en la compañía de viajeros National Express (NX) al incrementar hasta el 17,72 por ciento su participación en el capital de la misma; antes poseía el 14 por ciento. La familia ha comprado acciones por un importe de unos 44 millones de euros. En concreto, los Cosmen se han hecho en los últimos días con un paquete de 4,06 millones de acciones de la compañía, según consta en el mercado supervisor de la Bolsa de Londres.


Esta adquisición reafirma a la familia Cosmen como accionista de referencia de la compañía británica de transporte ferroviario y por carretera, en la que hasta ahora ocupa un puesto no ejecutivo en la administración. Con estas últimas adquisiciones la familia asturiana ha pasado a controlar 27.080.259 acciones de la firma británica que, según el precio de la acción en la Bolsa de Londres (8,65 euros), tienen un valor en el mercado superior a los 234 millones de libras, más de 293 millones de euros.


La operación de compra efectuada por la familia Cosmen se llevó en tres movimientos a lo largo de esta semana: un bloque en el que se adquirieron 150.000 títulos; un paquete principal de 3,02 millones de acciones, y otro de 895.000 valores, todos ellos a un precio de 8,70 libras (unos 10,9 euros) por acción.


En el año 2005 los propietarios de National Express alcanzaron un acuerdo con la familia asturiana para la integración del Grupo Alsa en su negocio internacional de transporte de viajeros a cambio de 217 millones de euros en efectivo y una participación del 9,9 por ciento en el capital de la empresa. Desde ese momento el peso del grupo español en la firma inglesa no ha parado de ir en aumento, según recoge el diario nacional «Cinco Días».


El grupo británico de transporte, que en la actualidad da empleo a más de 43.000 personas en todo el mundo, acrecentó durante el pasado año su hegemonía en el sector, tras hacerse con la propiedad de la tercera empresa de autocares más relevantes de España, Continental Auto. National Express consiguió aumentar su tamaño en España gracias a esta operación en más del 53 por ciento en facturación y en casi el 60 por ciento en número de vehículos, y pasará a tener una cuota de mercado aproximada del 12 por ciento en transporte regular. Finalmente Alsa y Continental acabaron fusionándose en una sola sociedad, aunque manteniendo ambas marcas comerciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine