17 de enero de 2009
17.01.2009
40 Años
40 Años
estados críticos

Solbes presenta un negro 2009

• La morosidad alcanza el 3 por ciento, el mismo nivel que a finales de los noventa
• Los concesionarios tienen 400.000 vehículos nuevos almacenados sin vender
• El euribor aminora su caída y Trichet rechaza bajar a cero el precio del dinero
• El Principado es la segunda autonomía en la que menos viviendas se venden

17.01.2009 | 13:31

Madrid, Agencias

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, pintó ayer un negro panorama para 2009. Las previsiones del ejecutivo de Zapatero sobre el paro, el crecimiento económico español y el déficit público auguran el recrudecimiento de la crisis en los próximos veinticuatro meses pues la recuperación no llegará hasta 2011, admitió Solbes. Así, y tras dieciséis años de auge, la economía española se contraerá en 2009 al caer un 1,6% el Producto Interior Bruto (PIB), y la crisis hará que en este ejercicio las cuentas públicas incurran en un déficit del 5,8% del PIB, según las previsiones aprobadas ayer por el Gobierno. La tasa de paro, que ahora está en el 12,3%, llegará previsiblemente este año al 15,9%.

España se enfrentará en 2009 a «los momentos más difíciles de la crisis», en un contexto «ciertamente complejo y difícil», aseguró Solbes, quien añadió que confía en una progresiva recuperación hasta que, ya en 2011, se recuperará un ritmo de crecimiento «vigoroso», indicó Solbes, que ya ha revisado a la baja sus previsiones para 2008 y 2009 por tercera vez.

Sobre las previsiones, este año, el empleo caerá el 3,6%, mientras que la inversión registrará una fuerte caída, del 9,3%, y el consumo privado también descenderá, un 1,5%. El Gobierno, que calcula que 2008 cerró con un avance económico del 1,2% y un déficit del 3,4%, cree que España volverá a la senda de crecimiento en 2010, que será del 1,2%, aunque aún con un déficit público del 4,8% del PIB. Para 2011, el equipo de Zapatero espera que la economía crezca ya el 2,6% y cree que seguirá habiendo déficit en las cuentas públicas, aunque menor, del 3,9% del PIB, según la revisión del Programa de Estabilidad 2008-2011 aprobada ayer por el Consejo de Ministros. Este aumento del déficit provocará a su vez un alza de la deuda pública de 14,2 puntos hasta situarse por debajo del 54%.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Solbes señaló que, aunque las previsiones presentadas en el nuevo cuadro macroeconómico «dibujan un panorama complicado en 2009», el Gobierno «no se resigna». Así, ha señalado que el Ejecutivo ha actuado con «rapidez, decisión y convicción» frente a la crisis, con un «ambicioso» plan para la recuperación de la economía que, unido a las rebajas de tipos y a la moderación de la inflación, permitirá iniciar una recuperación a finales de 2009. Según los cálculos de Solbes, el conjunto de medidas de carácter temporal incidirá en un punto en la evolución del PIB al tiempo que, si se suman las permanentes, llegarán al 2,4%.

La principal víctima de este deterioro económico generalizado será el paro y el Gobierno cree que alcanzará un máximo a finales de este año que dejará la media anual en torno al 15,9%, tras cerrar 2008 sobre el 12,3%. A la espera de la publicación de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre, la semana que viene, el desempleo alcanzaba a cierre de septiembre el 11,33%. La tasa de paro descenderá levemente al 15,7% en 2010 y al 14,9% en 2011, coincidiendo con la recuperación del PIB.

Además, el Ejecutivo prevé que en 2008 el empleo se reduzca el 0,4%, y el 3,6% este año, lo que significará la destrucción de 600.000 puestos de trabajo, si bien, el vicepresidente subrayó, en consonancia con lo ya asegurado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que «en ningún caso» se llegará este año a la cifra de los cuatro millones de parados.

Las reacciones de los partidos de la oposición y agentes sociales sobre las cifras coinciden en señalar el fracaso de las medidas anticrisis tomadas por Zapatero. Cristóbal Montoro, portavoz económico del PP, apuntó que la revisión del Programa de Estabilidad 2008-2011 «es el reflejo de una España sin política económica». Montoro aseguró que las cifras anunciadas por Solbes «invalidan» los Presupuestos Generales del Estado y sitúan a España «en la peor recesión de la democracia». Y añadió que España está viviendo la crisis más grave que ha conocido «peor incluso que la de 1993». José Antonio García Rubio, de IU, afirmó ayer que estas nuevas previsiones macroeconómicas reflejan «el gran fracaso de sus medidas». García pidió al Gobierno que diseñe nuevas medidas que contemplen la convergencia con Europa en gasto social, el reforzamiento del sector público o una reforma fiscal más progresiva. Por su parte, Toni Ferrer (UGT) tildó de «dramático» el nuevo escenario económico.

Juan Ramón Quintás, presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) auguró que la crisis en España «no será inferior a dos años y puede que se acerque a los tres».

Madrid, Efe

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares alcanzó en noviembre el 3 por ciento, con lo que volvió a niveles de agosto de 1997 y casi cuadruplicó el ratio del 0,83 por ciento alcanzado en noviembre de 2007.

Según los datos publicados ayer por el Banco de España, la tasa de mora lleva ya cinco meses consecutivos por encima del 2% y ahora supera ligeramente el 3 por ciento (3,005%), tras anotarse más de dieciséis décimas respecto al 2,84% marcado en octubre.

El dato de noviembre recoge nuevamente las quiebras inmobiliarias de los últimos meses, que contribuyen a que las cajas de ahorro, sus principales acreedoras, hayan llegado ya a tener una tasa de mora del 3,63%, la más elevada de los tres tipos de entidades, igual que ocurrió en octubre, cuando la mora de las cajas fue del 3,31%.

La crisis económica e inmobiliaria ha hecho que todas las entidades, pero especialmente las cajas, hayan visto aumentar su mora considerablemente, ya que en el mismo mes de 2007 estaba en el 0,886% para estas entidades.

El volumen de créditos de dudoso cobro de las cajas fue de 32.259 millones de euros en el penúltimo mes del año, para una cartera crediticia total de 888.535 millones, casi 3.000 millones más en sólo un mes.

Madrid, Agencias

El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Luis Valero, advirtió ayer que el sector tiene «un verdadero problema de congestión de "stocks"», pues los 3.000 concesionarios existentes en España acumulan más de 400.000 vehículos nuevos sin vender.

Valero destacó que las marcas y los concesionarios están bajando los precios para intentar dar salida a esta cifra de vehículos sin vender. «Hay que dar salida a los "stocks" y después volver a producir», dijo. El directivo de Anfac pidió la aplicación en España de ayudas directas a la compra de automóviles, como las aprobadas recientemente por Francia y Alemania, que subvencionan la adquisición de un coche con 1.000 y 2.500 euros, respectivamente. En este sentido, manifestó que el Plan Integral de Automoción será insuficiente si no contempla «una bajada o una suspensión del impuesto de matriculación», al tiempo que destacó que los planes de Francia y Alemania beneficiarán a la industria española, que exporta a esos países buena parte de su producción.

Mientras, la matriculaciones de turismos y todoterrenos en España al cierre de la primera quincena de enero ascendieron a 21.486 unidades, lo que supone un desplome del 35,3 por ciento respecto a las 33.200 unidades vendidas a la misma fecha de 2008.

Francfort (Alemania), E. P.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, reiteró ayer la opinión del Consejo de Gobierno de la institución monetaria, contrario a la posibilidad de verse atrapado en una «trampa de liquidez», y aseguró que los tipos de interés de la zona euro no bajarán hasta cero. Trichet se desmarca así de las medidas tomadas en Estados Unidos de Japón de situar los tipos de interés en límites cercanos a cero.

El máximo responsable de política monetaria de la eurozona reconoció, sin embargo, que el actual nivel del 2% de los tipos de interés no tiene por qué representar un límite en la actuación. «Si me pregunta si llegaremos a cero, diría que no», afirmó Trichet. El banquero galo hizo especial hincapié en que el Consejo de Gobierno del BCE «quiere evitar caer en una trampa de liquidez, con tipos de interés muy bajos, lo que representaría algo muy peligroso para la economía y de la que, una vez dentro, resultaría enormemente difícil salir».

Mientras, el Euribor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, situó ayer su tasa diaria en el 2,615%, después de que el BCE recortara el precio del dinero en medio punto, hasta situarlo en el 2%. El indicador no parece acelerar la tendencia bajista que inició hace ya más de tres meses. El indicador acumula 67 jornadas consecutivas de descensos.

Madrid, Efe

La compraventa de viviendas bajó en noviembre de 2008, respecto al mismo mes de 2007, en todas las comunidades autónomas salvo en Extremadura, donde creció un 25,7 por ciento, y registró las mayores caídas en Canarias (-65,6 por ciento) y Asturias (-49,1 por ciento). En noviembre de 2007 en el Principado la compraventa de viviendas se situó en 1.534 unidades, por las 780 con las que se cerró el mismo mes de 2008.

Según datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el conjunto del país la compraventa de viviendas cayó un 35,6 por ciento al pasar de 56.430 transacciones realizadas en noviembre de 2007 a las 36.321 en el mismo mes del año pasado. Además de en las islas Canarias y el Principado de Asturias, la compraventa se redujo de forma significativa en Castilla-La Mancha (-45,5 por ciento), Baleares (-45 por ciento), Comunidad Valenciana (-41,8 por ciento), Cataluña (-41,2 por ciento) y Madrid (-40,8 por ciento), y la ciudad autónoma de Ceuta (-40 por ciento). Por el contrario, la compraventa descendió en menor medida en Galicia, con un -5,9 por ciento, y en Navarra (-8,9 por ciento).

Así, el parón en la venta de viviendas ha provocado un frenazo en el sector de los electrodomésticos, que ha visto cómo sus ventas se redujeron en 2008 hasta el 17,6 por ciento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35