25 de mayo de 2010
25.05.2010

Los trabajadores de Caja Cantabria, "expectantes" ante los efectos de la fusión en la plantilla

Advierten de que no quieren "bajas traumáticas" y esperan "garantías"

25.05.2010 | 15:15

Los trabajadores de Caja Cantabria están "expectantes" ante los efectos que tendrá sobre la plantilla la 'fusión fría' de la entidad financiera con Cajastur, Caja Extremadura y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), si bien advierten de que no quieren "bajas traumáticas" y esperan que se pacte "todo" para que haya "garantías".

El delegado del sindicato Apecasyc en el Comité de Empresa de la caja cántabra, Ricardo Calderón, explicó que aún no conocen los detalles concretos, que les serán trasladados por la dirección en una reunión a las dos de la tarde de hoy, y adelantó que mañana Caja Cantabria celebrará un consejo de administración con carácter extraordinario.

En estos momentos, los trabajadores desconocen "datos muy importantes" del proceso, como su impacto en la plantilla, en las empresas participadas por la caja o en el plan de jubilación que habían acordado y que ya quedó en suspenso durante 2009 y 2010 ante la situación de crisis económica.

Además, apuntó a que el porcentaje que tenga Caja Cantabria en el SIP (Sistema Integrado de Protección) sea inferior al 9% anunciado, si bien precisó que no sabe qué dato se ha tenido en cuenta a la hora de realizar este cálculo.

De todos modos, el factor que más "interesa" a los empleados es "cómo se va a quedar la plantilla". "No queremos bajas traumáticas", advirtió, si bien matizó que "se nos viene diciendo que no a va a ser así. Con todo, Calderón abogó por que "se pacte todo" para que haya "garantías".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine