19 de agosto de 2010
19.08.2010
 

«Se necesitan reformas, no recortes», dice el ex ministro Jordi Sevilla en Gijón

El también ex diputado socialista aboga por mantener las obras públicas y rebajar las cotizaciones sociales

19.08.2010 | 02:00
Jordi Sevilla, ayer, en la FIDMA.

Gijón
España y su Gobierno deberían cambiar de raíz la estrategia de salida de la crisis, a decir de Jordi Sevilla, ex ministro socialista de Administraciones Públicas. «No se debería entrar con la tijera de podar, sino con la cabeza de reformar», dijo ayer en Gijón el también economista y divulgador. Lo dijo además de otra manera: «Necesitamos reformas, no recortes».

Del trabajo político de Sevilla, ministro del primer gobierno de Zapatero, puede que se recuerde, más que sus intentos de reformar la Administración o de poner en marcha el Estatuto del Empleado Público, una frase que, 2003, cazaron los micrófonos después de una intervención del entonces líder de la oposición socialista, el propio Zapatero, sobre temas económicos: «Se te nota todavía inseguro. Has cometido un par de errores (...), pero son chorradas. Lo que tú necesitas saber para esto son dos tardes».

Por lo escuchado ayer durante la conferencia que Jordi Sevilla ofreció en la Feria de Gijón, por invitación de la patronal de los constructores (CAC-Asprocom), se diría que el ex ministro no está muy conforme con lo que el ahora presidente Zapatero aprendió y aplicó en política económica. Sevilla criticó sin medias tintas la estrategia del equipo económico que ahora capitanea Elena Salgado: «El propio Presidente ha reconocido ya que se tardó mucho en reconocer la crisis y reaccionar; fue un error clarísimo, pero hay más». «Tú no puedes hacer frente a una situación así con 177 medidas; el goteo ha sido otro error y se debieron de poner en marcha paquetes de medidas con impacto suficiente», añadió el también ex diputado, que dejó su puesto en el Congreso en 2009, el mismo año en que también abandonó el Parlamento Pedro Solbes, antecesor de Elena Salgado en el Ministerio de Economía. «A mí me parecía que venía una crisis muy profunda, pero lo hablaba con Solbes y con otros y daban argumentos para defender que no era tan grave», recordó Sevilla.

Otro error que Jordi Sevilla ve en la estrategia española para combatir la crisis: «No se pueden tomar medidas sin contar con las comunidades autónomas; hubo falta de diálogo». Y añadió una propuesta que conectó con las aspiraciones de los empresarios reunidos ayer en la FIDMA: mantener la inversión en obra pública y rebajar «sustancialmente» las cotizaciones sociales. «Si recortas, recortas lo que puedes; si reformas, recortas lo que debes», dijo en otro momento Jordi Sevilla, que anteayer viajó entre la Coruña, donde veranea, y Gijón por la inacabada Autovía del Cantábrico: «No puede ser que las cosas hayan cambiado tampoco desde 1989, cuando hice el mismo viaje; las cosas necesarias y sensatas no pueden tardar como El Escorial».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35