25 de agosto de 2010
25.08.2010

Corbacho ve «razonable» elevar de 15 a 20 años el cálculo de la pensión

El Ministro cree «inevitable» aumentar los años de cómputo, lo que reduciría la pensión media l La CEOE y la OCDE piden que cuente toda la vida laboral

25.08.2010 | 02:00
Celestino Corbacho.

Barcelona / Oviedo,
Agencias / M. M. / J. L. S.
El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, considera que «hay un cierto consenso» y que «parecía una cifra razonable» elevar a 20 años el nuevo plazo para calcular el pago de las pensiones, en vez de los 15 que se requieren ahora. El Ministro también entiende que es «inevitable» aumentar el número de años trabajados para calcular las pensiones, con el fin de garantizar la viabilidad de la Seguridad Social. Una medida así reduciría la pensión media, aunque beneficiaría a quienes perdiesen su trabajo o tuviesen empleos peor remunerados en los años previos a su jubilación.

La organización mundial OCDE ya recomendaba a España, en un informe de principios de año, retrasar la jubilación a los 67 años y que para calcular la pensión compute toda la vida laboral. En dicho documento se alertaba del riesgo elevado de pobreza entre los futuros jubilados españoles, debido que la cuantía de las pensiones no ha crecido al mismo ritmo que el resto de la economía, mientras que el número de pensionistas ha aumentado considerablemente.

La patronal CEOE ya se ha posicionado en línea con la OCDE, defendiendo el retraso de la edad de jubilación y elevando de 35 a 40 años el período exigible de cotización para que un trabajador pueda cobrar una pensión equivalente al 100% de la base reguladora de su salario.

«Será inevitable que el tiempo de cálculo deberá aumentarse de los 15 años» para «garantizar la sostenibilidad» de la Seguridad Social, afirmó ayer el ministro en «Catalunya Ràdio».

El Gobierno ya aprobó el pasado enero, en un Consejo de Ministros, reformar el sistema de pensiones, con el retraso de la jubilación hasta 67 años e incluyendo un aumento de las bases de cotización y el período que se toma como referencia para el cálculo de la cuantía de la prestación, que actualmente está fijado en los últimos 15 años.

El Ministro aseguró que el sistema actual «penaliza mucho a las personas que pierden su trabajo en la última etapa laboral», algo que, bajo su punto de vista, debe cambiar. Corbacho insistió en que una de las prioridades del Ejecutivo es evitar las jubilaciones anticipadas y aumentar la edad de jubilación.

Según el titular de Trabajo, las prejubilaciones deben ser un último recurso para las empresas, y ha recordado que en algunos ámbitos se han utilizado con más énfasis que en otros, como por ejemplo en el sector bancario. En su opinión, se deberán aplicar «sólo cuando sean absolutamente imprescindibles para resolver problemas de crisis económica».

El Pacto de Toledo es el marco de negociación para la reforma del sistema de pensiones. Su propuesta para abordar la reforma debe estar lista en unas semanas, según se comprometió el Gobierno. Será entonces cuando se reabra el debate, aunque se prevé complicado por la oposición sindical.

La Seguridad Social paga en la actualidad 8.690.240 pensiones contributivas, el 1,6% más que hace un año y a las que se ha destinado un montante global de 6.790 millones de euros (+5%).

La pensión media en España es de 781,34 euros al mes. Por encima de esta cantidad se sitúan País Vasco (968,23 euros), Asturias (932,97) y Madrid (924,65 euros mensuales). Por contra, las pensiones más bajas se encuentran en Galicia (653,49), Extremadura (665,76) y Murcia, con una pensión media de 688,69 euros al mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35