02 de junio de 2011
02.06.2011

Rato se hace con el control de la antigua Banca Masaveu

Caja Madrid toma el 99,9% del Banco de Servicios Financieros, nombre actual de la entidad asturiana, con 119 años de historia

02.06.2011 | 02:00

Oviedo, Javier CUARTAS

Caja Madrid, la entidad financiera presidida por el asturiano Rodrigo Rato (Madrid, 1949), se ha hecho con el control del 99,9% de la antigua Banca Masaveu, de la que ya poseía una participación, tras adquirir a su socio en la entidad, el grupo asegurador Mapfre, todas sus acciones en el banco.

El Banco de Servicios Financieros (BSF), actual denominación de la Banca Masaveu, es una entidad con 119 años de historia que en la actualidad está especializada en operaciones de «leasing», «factoring» y crédito al consumo. La operación por la que el BSF se integra en el grupo Bankia (la macrofusión liderada por Caja Madrid, y en la que participan otras seis cajas de ahorros) ha sido ejecutada por Cibeles, la corporación empresarial de la caja madrileña, mediante un acuerdo con Mapfre por el que Caja Madrid adquirió a la aseguradora el 48,7% que aún no controlaba en el BSF y Mapfre recompró a Caja Madrid el 12,5% que la caja poseía en la filial Mapfre Internacional. Estos traspasos le han reportado a Caja Madrid 188,6 millones.

El BSF es a su vez accionista de referencia de las sociedades Bancofar (70%), Madrid Leasing, Finanmadrid y Finanmadrid México. Desde 2009, BSF ha acumulado unas pérdidas de unos 217 millones.

Fuentes de Caja Madrid no precisaron qué hará el grupo con el BSF, a la espera de la reordenación definitiva de este conglomerado, en plena fusión y en trámites avanzados para salir a Bolsa. En algunos medios se asegura que el grupo podría liquidar la entidad, trasvasar su negocio financiero a Bankia y ceder su ficha o licencia bancaria a Altae, el banco de Caja Madrid especializado en el negocio de banca privada. La operación tiene sentido una vez que Altae va a ceder su ficha a Bankia para que éste pueda operar como banco.

El nuevo grupo presidido por Rodrigo Rato, y que se ha convertido en la mayor fusión de cajas y en el tercer operador financiero del país, sólo por detrás de Santander y BBVA, nace por la integración de Caja Madrid (que controla el 52,06% del capital), Bancaja y las cajas Las Palmas (Insular de Canarias), Ávila, Segovia, La Rioja y Laietana.

Todas ellas han constituido el Banco Financiero y de Ahorro, S.A., como cabecera del grupo. El Banco Financiero y de Ahorro será a su vez el socio dominante de Bankia, el banco que saldrá a Bolsa.

La Banca Masaveu, dominada por la familia Masaveu, se registró como banco en 1892 con la denominación Masaveu y Cia y con sede en Oviedo. Pero esta sociedad era heredera de un negocio prestamista que la dinastía realizaba desde décadas antes y que en 1870 ya había cobrado formalidad societaria como Pedro Masaveu y Cia, fundada por el creador de la estirpe, Pedro Masaveu Rovira.

Pedro Masaveu y Cia albergaba tanto las operaciones comerciales como las financieras de la familia, por lo que fue el sucesor, Elías Masaveu Rivell, quien, al deslindar ambas actividades, dio pie a la constitución de la primera casa de banca propiamente dicha. Así nació en 1892 Masaveu y Cia, una sociedad regular colectiva que en 1975, ya bajo la presidencia de Pedro Masaveu Peterson, bisnieto del creador de la estirpe, se transformó en la sociedad anónima Banca Masaveu. Masaveu Peterson, entonces accionista significativo de dos de los siete grandes banco del país, se desprendió de la Banca Masaveu en 1982. La entidad fue adquirida, a través de personas interpuestas, por Rumasa para ocultar su titularidad al Banco de España, que había prohibido a Ruiz-Mateos que siguiera comprando bancos y le emplazaba a sanear su «holding». Tras la expropiación de Rumasa, en 1983, la Banca Masaveu fue adjudicada en 1985 al banco asturiano Herrero, entonces controlado por la familia Herrero, que lo convirtió en filial en banca de negocios bajo la razón social de Banco de Inversión Herrero (Invherbanc). En 1990, el Herrero traspasó Invherbanc al grupo asegurador Mapfre, que estaba interesado en ampliar sus operaciones a la banca. La entidad se convirtió en Banco Mapfre, con sede primero en Oviedo y luego en Madrid, bajo la dirección durante sus primeros años de José Antonio Menéndez, ex director general del Herrero.

Ya desvinculado del Herrero, el Banco Mapfre no acabó de cuajar y en 2002 cedió una participación a Caja Madrid, con la que Mapfre tenía acuerdos de colaboración desde 1998. La entidad pasó así a regir como Banco de Servicios Financieros (BSF) y en 2010 tomó el nombre definitivo de Banco de Servicios Financieros Caja Madrid-Mapfre. Pero tampoco así el BSF acabó de despegar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

IBEX- 35