El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, aseguró ayer que está «garantizado» el cobro del próximo tramo del rescate pactado con la «troika» -Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Central Europeo (BCE) y Comisión Europea-, estimado en 10.700 millones de euros, gracias a las medidas de ahorro y a los recortes aprobados por el Gobierno. «Como estamos adoptando estas medidas tan difíciles y el pueblo griego está asumiendo unos sacrificios tan grandes, sí, el sexto tramo está garantizado», ha afirmado Venizelos en una entrevista. El nuevo tramo de ayuda no se aprobará hasta la reunión de los líderes de la UE, el día 18.