04 de febrero de 2012
04.02.2012

Las inmobiliarias dudan de que la reforma llegue a abaratar la vivienda en Asturias

l La delicada situación de la economía l La reordenación financiera
La exigencia de más provisiones puede estimular rebajas en los precios de los inmuebles que la banca tiene en venta, más de 700 en la región

04.02.2012 | 01:00
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.

¿Qué son las provisiones?


Los bancos y cajas de ahorros están obligados a reservar una parte de sus beneficios o de su capital para cubrir las pérdidas potenciales (impagos) de los créditos que implican riesgo. Desde 2008, las entidades hicieron provisiones por valor de 66.000 millones con cargo a sus cuentas de resultados.


¿Por qué elevar las exigencias?


Los mercados desconfían de la banca española al considerar que no se han reconocido por completo los quebrantos de la «burbuja inmobiliaria». La banca concentra 175.000 millones en activos problemáticos vinculados al «ladrillo». El Gobierno ve imprescindible que se hagan provisiones por valor de 50.000 millones más, con objeto de que la banca recupere credibilidad en los mercados y que pueda volver a fluir el crédito.


¿Cómo son las nuevas provisiones?


La banca deberá reservar dinero para cubrir el 80% del importe de los créditos que financian suelo (ahora es el 31%), el 65% para el caso de promociones en ejecución (ahora es el 27%) y el 35% para crédito que financiaron promociones ya terminadas y para las viviendas propiedad de las entidades (ahora 25%).


¿Cómo y cuando se aumentarán?


Las provisiones se harán principalmente con cargo a los beneficios anuales de los bancos. Deberán hacerse en el plazo de un año, salvo las entidades que se impliquen en fusiones o que las hayan protagonizado en los últimos cinco meses, que tendrán dos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

IBEX- 35