07 de febrero de 2012
07.02.2012

El empresario asturiano Rodolfo Cachero se ofrece para «reactivar» la aerolínea Spanair

El antiguo industrial minero, acreedor de la compañía aérea, pide la cesión de aviones para reanudar los vuelos

07.02.2012 | 04:33
Cachero, en el centro, con los trabajadores grancanarios de Spanair. / felice rapetti

Las Palmas, Iballa SOCORRO


Rodolfo Cachero, empresario asturiano acreedor de Spanair, asegura que la aerolínea es viable, puede recuperar su operatividad y ser una compañía rentable. «Se ha llegado a esta situación porque los que gestionaban la empresa lo quisieron así, pero es algo totalmente salvable y yo me ofrezco para gestionar y levantar la compañía», afirmó ayer al diario «La Provincia» de Gran Canaria, perteneciente al mismo grupo editorial que LA NUEVA ESPAÑA. Cachero propone hacerse con parte de la flota de Spanair y de sus rutas y comenzar de cero (sin deudas). «No me responsabilizaría de las deudas acumuladas hasta ahora por otras personas. Mi idea es coger la aerolínea y activarla cambiando la gestión», puntualiza.


Rodolfo Cachero, que dejó atrás un conflictivo pasado como empresario en Asturias, donde tuvo, entre otros, negocios mineros, inmobiliarios y de transportes, es el propietario de Aviaservices, una de las empresas de limpieza que prestaba sus servicios a Spanair en quince aeropuertos diferentes, entre ellos el de Asturias. «Tenía trescientos trabajadores responsables de la limpieza interior y exterior de los aviones y de realizar el reparto de prensa. Ahora estábamos gestionando añadir a nuestros servicios hacernos con la carga de Spanair», señala.


El anuncio del cese de actividad de la aerolínea sorprendió a este empresario, con una deuda de tres millones por cobrar. «El día que se confirmó la suspensión de su operatividad me debían tres meses, lo que se traduce en tres millones de euros», explica Cachero, quien ha pagado de su bolsillo las nóminas de los trabajadores. «A mis empleados no se les debe nada porque ya me he hecho cargo yo personalmente», afirma.


Como medida para solventar esa deuda, Cachero plantea que la aerolínea le ceda el contrato de alquiler de algunos de los 28 aviones que componen su flota, junto con varios de sus slots y rutas más rentables. «Mi propuesta es, como nadie se quiere hacer cargo de esa deuda, pues que me cedan el leasing de cuatro o seis aviones para operar en seis de sus rutas de mayor recorrido», señala. Una actividad que este empresario realizaría a través de una aerolínea de su propiedad, Elijet Europa. «Esta compañía ya existe y lo que yo haría sería añadir estos aviones y rutas a la compañía para cubrir destinos en Sudamérica o Asia, los que dan beneficios», explica.


En su proyecto para reanudar la actividad de los aviones de Spanair, Cachero dice no estar solo. «Sé que muchos empresarios se unirían a mí para reactivar parte o toda la aerolínea», asegura. Entre sus posibles respaldos cita a los responsables de la empresa Newco, que hacía para Spanair los trabajos de asistencia en tierra. Asimismo, el empresario asturiano asegura que, si él se hiciera cargo de gestionar un determinado número de aviones y rutas, recolocaría al personal de Spanair. Una cuestión que ayer dio a conocer a los trabajadores grancanarios de la aerolínea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35