14 de marzo de 2012
14.03.2012

El Gobierno central asumirá todo el nuevo ajuste de 5.000 millones que exige Bruselas

Las autonomías se libran de otro recorte y mantienen su límite de déficit en el 1,5% l De Guindos rechaza un alza del IVA al menos «este año»

14.03.2012 | 01:00
Cristóbal Montoro recibe la felicitación de Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia, tras su discurso en el Congreso.

Bruselas / Madrid / Oviedo,
Agencias / M. M.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, confirmó ayer en el Pleno del Congreso que será el Estado el que asuma los 5.000 millones adicionales de recorte exigidos por Bruselas, al elevar el déficit para 2012 del 5,8% anunciado por el Gobierno al 5,3%. Esto significa que las comunidades autónomas mantendrán el límite en el 1,5%.

Montoro abrió la puerta, además, a nuevas subidas de impuestos, que no concretó, aunque descartó que vayan a ser «inequitativas e injustas». El ministro de Economía, Luis de Guindos, había negado previamente una subida del IVA para alcanzar el límite de déficit. De todas las maneras, matizó que se refería a «este año», dejando abierta cualquier posibilidad para 2013.

El ministro de Economía admitió ayer que el umbral del 5,8% que defendió hasta ahora España estaba basado en «una hipótesis extremadamente cauta», por lo que existía «cierto margen», de forma que el nuevo ajuste no supondrá más paro ni afectará al crecimiento. Y añadió que la clave para que Bruselas haya sido flexible se sustenta en que los socios europeos han aceptado ver 2012 y 2013 en conjunto y han decidido pedir que España adelante a este año parte del esfuerzo que va a realizar para llegar al 3% en 2013.

Pese a la flexibilidad de Europa, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, defendió que el nuevo objetivo de déficit para España es «realista y convincente», pero advirtió de que, si no cumple los objetivos, propondrá sanciones contra el país.

El PP sacó ayer adelante en el Congreso el techo de gasto para 2012, que se situará en 118.565 millones de euros, lo que implica una rebaja del 4,7% respecto al de un año antes, con recortes previstos de una media del 12,5% en los gastos ministeriales. El debate fue bronco y resultó un tanto irreal, ya que se debatieron y votaron unas cifras sustentadas en recortes del déficit al 5,8%, cuando ahora el ajuste debe ser del 5,3%. Y fue también la votación en la que el partido que sustenta al Gobierno logró menos apoyos, al sumar sólo su mayoría absoluta y el voto del diputado de UPN (179 votos a favor). El representante de Foro Asturias, Enrique Álvarez Sostres, se abstuvo, junto con el resto de nacionalistas (27 votos) al entender que supondría «firmar un cheque en blanco». La izquierda votó en contra (133 votos) al entender que las medidas supondrán más despidos, más impuestos y poner en riesgo los servicios públicos.

Montoro rechazó que se vaya a despedir a funcionarios de manera masiva, aunque advirtió de que se eliminarán las duplicidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine