30 de junio de 2012
30.06.2012
La Nueva España

La fuga de capitales se dispara en España

l La delicada situación de la economía l Las finanzas
Los inversores sacaron del país más de 25.000 millones en febrero l El dinero foráneo abandona la deuda española l La Bolsa cierra un abril negro con una nueva caída (-1,89%)

01.05.2012 | 02:00
Sede de la Bolsa de Madrid.

Oviedo / Madrid

La salida de capitales de España, sean nacionales o extranjeros, se está acelerando, según dan a entender las informaciones sobre las compras de deuda pública y sobre la balanza de pagos que trascendieron ayer. Fruto de la desconfianza en la situación presente y en el porvenir de la economía nacional, la fuga de dinero superó el pasado febrero los 25.000 millones (la cantidad más alta desde la primavera de 2010) y las posiciones foráneas en las emisiones del Tesoro han retrocedido a niveles inéditos desde 2003. La desbandada también se ha dejado ver en la Bolsa: el Ibex 35 cerró ayer uno de los peores meses de la crisis, acumulando en abril pérdidas superiores al 12%.


l La huida. Según datos del Banco de España, la cuenta financiera de la balanza de pagos correspondiente al mes de febrero presenta un saldo negativo de 25.548 millones de euros. Hace un año, ese saldo era positivo (6.651 millones). Esto es, entraba más dinero del que salía. La fuga de capitales de febrero, sólo superada por las que se registraron en mayo y junio de 2010 (cuando España bordeó la intervención y el Gobierno de Zapatero inició la senda de los ajustes), se reparte aproximadamente en un 60% de dinero de inversores extranjeros y un 40% de inversores nacionales. La huida afecta en general a todas las posiciones financieras (acciones, depósitos, deuda pública...).


l La deuda. La salida de capital extranjero tiene un reflejo diáfano en las inversiones en deuda del Estado. La participación de los inversores extranjeros en los bonos, obligaciones y letras del Tesoro español ha menguado en los últimos tres meses desde el 50,48% con que cerró el año 2011 hasta el 37,54% a finales del pasado mes de marzo. La cartera internacional en esos títulos ha sufrido una fuga de casi 62.000 millones de euros en tres meses, hasta quedarse en 219.601 millones a 31 de marzo.


La banca española ha contribuido a compensar esta marcha de fondos extranjeros elevando su peso en la compra de deuda pública. En marzo, las entidades españolas elevaron su exposición hasta la cifra récord de los 170.611 millones de euros. A ello han contribuido en gran parte los préstamos en condiciones excepcionales (1% de interés con vencimiento a tres años) concedidos sin límite por el Banco Central Europeo (BCE) a las entidades. En buena medida, la banca española ha utilizado ese dinero para invertir en deuda pública.


l La Bolsa. El mercado español sufrió ayer una caída del 1,89% (otra vez la mayor de Europa) y cerró su peor mes en año y medio, al acumular el índice Ibex 35 un descenso del 12,45%. La recesión, las dudas sobre la política económica y sobre la banca explican ese comportamiento, según los analistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

IBEX- 35