31 de julio de 2012
31.07.2012
 
La delicada situación de la economía
La macroeconomía  

EE UU y Alemania pactan cooperar para salvar el euro, pero eluden a Grecia


La Bolsa acumula un alza del 14,2% en cuatro días, y la prima de riesgo sigue a la baja l Juncker acusa al país germano de tratar a Europa como una «filial»

31.07.2012 | 02:00
Wolfgang Schäuble y Thimothy Geithner, ayer, durante su reunión.

Sylt/ Madrid, Agencias
El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, y el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, anunciaron ayer que impulsarán la cooperación internacional para estabilizar la economía de la zona del euro. En un comunicado emitido tras su reunión «informal» en la isla germana de Sylt, ambos alabaron los «considerables esfuerzos» que están realizando España e Italia y mostraron su confianza en las medidas adoptadas en Europa para superar la crisis. También nombraron a Irlanda y Portugal, pero Grecia no figuraba en ningún párrafo.

El presidente del eurogrupo Jean-Claude Juncker reveló ayer que se prepara una acción conjunta del Banco Central Europeo (BCE) y el fondo de rescate para comprar deuda soberana de países con problemas. Todo ello mantuvo la euforia en los mercados. El selectivo español acumuló una nueva subida (+2,78%), sumando en cuatro sesiones un alza del 14,2%. La prima de riesgo sigue a la baja y ayer acabó en 524 puntos básicos, 108 menos que hace una semana, cuando alcanzó los 632.

La declaración de Geithner y Schäuble se ha interpretado en los mercados como un espaldarazo más a la unidad monetaria del viejo continente. Schäuble y Geithner instaron a aunar los esfuerzos, a escala europea e internacional, para lograr la estabilización de la economía europea. Ambos políticos hicieron hincapié en la necesidad de trabajar «coordinadamente» en favor de una estabilización de las finanzas públicas y la reducción de los desequilibrios macroeconómicos. Pero no trascendió nada más, previsiblemente a la espera de la reunión que el secretario del Tesoro estadounidense mantendrán con el presidente del BCE, Mario Draghi, de la que tampoco se facilita información. Será antes del jueves, cuando el BCE mantendrá su reunión mensual y en la que se espera que se adopten las medidas que permitan poner coto a la crisis de deuda.

Y es que las palabras de Draghi la semana pasada, al afirmar que el BCE hará «lo que sea necesario» para estabilizar el euro, y que «será suficiente», abrieron la puerta a la esperanza. Y más cuando las ratificaron en los días siguientes los distintos líderes europeos, incluida la canciller alemana Angela Merkel.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dio ayer un paso más y reveló cuál podría ser el camino: una acción conjunta del Banco Central Europeo (BCE) y del Fondo Europeo de rescate (FEEF) para comprar deuda soberana de los países en problemas.

Juncker fue más allá, y responsabilizó a Alemania en parte del agravamiento de la crisis, al afirmar que algunos de sus políticos tratan a la eurozona como si fuera «una filial».

«¿Por qué Alemania se permite permanentemente hacer política interna en torno al euro? ¿Por qué trata a la eurozona como una filial?», preguntó Juncker retóricamente en una entrevista que publicó ayer el «Süddeutsche Zeitung».

El presidente del Eurogrupo criticó, sin nombrarlos, a algunos políticos germanos que han empezado a hablar de una salida de Grecia del euro. Y es que, según algunas fuentes, Bruselas estudia la posibilidad de que el país heleno abandone la moneda única en septiembre. Que ayer no se hiciera referencia a este país en el comunicado emitido tras la reunión de Geithner y Schäuble, ha alimentado esos rumores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35