15 de noviembre de 2012
15.11.2012

Normalidad en el Oriente, con casi todo el comercio abierto

Unas 60 personas protestan contra el Gobierno con una cacerolada en Cangas de Onís

15.11.2012 | 01:00
Un grupo de manifestantes, ayer, por las calles de Cangas de Onís. | alba sánchez r.

Cangas / Llanes / Ribadesella,

A. S. R. / J. M. C. / P. M / E. G. C. / L. B.

La normalidad fue casi absoluta en toda la comarca oriental, con un seguimiento bajo de la huelga, menor que en anteriores convocatorias. El paro sí tuvo mayor incidencia en el sector educativo. Tanto en el Hospital de Arriondas como en el sector del transporte se cumplieron los servicios mínimos. La única movilización se registró en Cangas de Onís, donde unas 60 personas, la mayoría empleados del sector público, recorrieron al mediodía las calles de la ciudad al grito de «¡Huelga general!», con cacerolada incluida. Secundó la huelga la mitad de la plantilla del parque nacional de los Picos. En Piloña y Parres, cerró buena parte del comercio, si bien abrieron los locales de hostelería y supermercados. En Llanes, el seguimiento fue mínimo y abrieron casi todos los comercios, aunque algunos locales de restauración y bares de la villa cambiaron su día de descanso, habitualmente el jueves, para hacerlo coincidir con la jornada de paro. En Ribadesella, abrió la mayor parte del comercio y el mercado semanal tuvo menos puestos que de costumbre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35