17 de febrero de 2015
17.02.2015
La Nueva España

Los accidentes laborales aumentan por primera vez desde el inicio de la crisis

Los siniestros crecieron un 3% en Asturias en 2014, pero bajó la cifra de muertes

17.02.2015 | 02:40
Los accidentes laborales aumentan por primera vez desde el inicio de la crisis

Los primeros síntomas de recuperación económica y la caída del paro en Asturias durante el pasado año llegaron acompañados de un factor negativo: el incremento de accidentes laborales. Durante 2014 se registraron 11.469 siniestros en el trabajo con baja, un 3% más que en el año anterior según los datos que maneja la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) a partir de los registros de la Consejería de Economía y Empleo del Principado.

El número de accidentes aumentó por primera vez desde 2007, año en el que comenzó la crisis económica. Queda patente que las cifras de actividad y empleo y el número de accidentes corren en paralelo. No obstante, durante 2014 se registró en Asturias un importante descenso de accidentes mortales al pasar de 26 en 2013 a 15 (uno de ellos "in itínere"), una caída de más de 57%. Se contabilizaron 81 siniestros laborales graves y 11.373 accidentes leves con baja.

Desde el sindicato UGT se destacó ayer que "Asturias vuelve a convertirse en una de las comunidades autónomas donde más accidentes de trabajo se producen por número de trabajadores". Además desde la central apuntaron que el incremento registrado en 2014 se produjo en todos los sectores productivos excepto en el de la construcción "donde tan solo disminuye un 2,3% a pesar de la dramática caída del empleo". El sector servicios continúa siendo el sector donde ocurren un mayor número de accidentes en jornada de trabajo con 5.263, sin embargo, si se relaciona la cifra de accidentes con el número de trabajadores, el sector más castigado por la siniestralidad es, con diferencia, el de la minería, donde además aumentan los accidentes un 14%.

Respecto a los accidentes graves (81) y mortales (15), desde UGT se destacó que Asturias "continúa arrojando datos preocupantes a pesar de la disminución del número de fallecidos respecto a 2013, año especialmente duro en cuanto a muertos en el trabajo". Además apuntaron que "de las 81 personas que resultaron heridas graves, varias terminaron falleciendo días después aunque estadísticamente no computen como accidentes mortales". Y añadieron que "especialmente alarmante es el caso del sector primario en el que, a pesar de haber una cantidad mucho menor de trabajadores que en otros sectores, es donde más accidentes mortales se produjeron y donde la cifra aumenta un 150% respecto a 2013, con 5 fallecidos solo en ese sector". En la industria los accidentes graves se incrementaron un 35%. "A la vista de los datos exigimos que se cumpla y se ponga en práctica de una manera efectiva la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y que las empresas se tomen de una vez en serio la prevención y la seguridad de los trabajadores. Una sociedad que se considere avanzada no puede permitirse estas cifras de siniestralidad muy por encima de la media de otros países europeos", destacaron desde UGT, que añadieron que el hecho de que el 31% de los accidentes graves y mortales durante la jornada de trabajo fueran sufridos por trabajadores con menos de un año de antigüedad en la empresa, "revela la importancia de una formación correcta y específica en prevención de riesgos a la hora de desempeñar un trabajo".

El pasado 2 de febrero, UGT y CC OO celebraron una concentración de protesta en el centro de Oviedo para reclamar más seguridad en el trabajo y guardar un minuto de silencio por cada uno de los dos trabajadores que habían fallecido en accidente de trabajo en Tineo y Gijón en enero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35