14 de abril de 2015
14.04.2015

REE prepara las subastas eléctricas sin los cambios que demandan las industrias

El operador del sistema sólo prevé alguna variación en los bloques de potencia a asignar

14.04.2015 | 01:54
Trabajos en una torre de alta tensión.

Red Eléctrica de España (REE) prevé que el marco regulatorio para los grandes consumidores de energía se mantenga inalterable a pesar de las reclamaciones de la industria intensiva en el uso de la electricidad, como es el caso en Asturias de Alcoa, Asturiana de Zinc o Arcelor-Mittal. Los sindicatos habían apuntado la posibilidad de que el Gobierno introdujera cambios en el sistema de subastas de ininterrumpibilidad -los incentivos a empresas a cambio de suspender el consumo en caso de necesidad en la red- para dar mayor estabilidad a la industria con contratos a varios años, pero desde Red Eléctrica ya están preparando las subastas de 2016 sin contemplar esas modificaciones.

"La norma vigente dice que todos los años el operador del sistema convocará subastas para asignar la interrumpibilidad de la temporada siguiente y eso es lo que hay", señaló Andrés Seco, director general de Operación de Red Eléctrica de España, que añadió que ya están en conversaciones con el Ministerio de Industria, las comunidades autónomas y con la industria para preparar las subastas "como se hizo el pasado año".

Andrés Seco apuntó que la orden ministerial vigente establece subastas de ininterrumpibilidad de bloques de 5 y 90 megavatios (MW) "y eso no ha cambiado". No obstante, señaló que un informe de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) había criticado los bloques de 90 MW porque no había suficiente competencia para acceder a ellos. "Si la CNMC nos dice en la primera revisión de la norma que los bloques tienen que ser de otro tamaño, pues nos cuadraremos y a sus órdenes, pero de momento no ha sido el caso aunque está claro que en los bloques de 90 hay menos competencia que en los de 5", añadió ayer en Madrid el director de Operación de Red Eléctrica durante una encuentro con los medios previo a la junta general de accionistas de la compañía.

Con respecto a los precios de la electricidad que pagan las grandes empresas (un factor clave a la hora de atraer inversiones y para evitar la amenaza de deslocalizaciones que sufren regiones como Asturias) desde el operador del sistema se destacó que en los primeros 100 días del año el precio en España ha sido igual al de Francia. "En el mercado spot (de mayoristas) la electricidad ha costado lo mismo en los dos países, 45 euros el MW/hora", destacó Seco, que no obstante reconoció que en la segunda mitad del año suelen producirse las mayores desigualdades, con precios más bajos en Francia. "Cada vez los precios en España son más parecidos a los de Europa y a medida que se realicen más interconexiones eléctricas con otros países se irán igualando", añadió Seco, que destacó que desde el pasado año "en 17 países de la Unión Europea los mercados spot se negocian a la vez y las diferencias de precios que se producen se deben a los cuellos de botella que hay en las interconexiones". Actualmente el operador de sistema eléctrico español tiene en marcha proyectos para duplicar la capacidad de intercambio con Francia y llegar a los 2.800 MW y para aumentar en 400 MW la capacidad de intercambio con Portugal y alcanzar los 2.700 MW.

Con respecto a los pequeños consumidores, Red Eléctrica de España asegura que los precios se han reducido en un 9% en el último año. "El término de energía con la tarifa de último recurso (TUF) era de 131,5 euros MW y con las devoluciones que se ordenaron bajó 6,5 euros. Luego se produjo un ahorro adicional de otros 5,2 euros con la aplicación del precio voluntario para el consumidor (PVPC), con lo que ha bajado a 119,8 euros, se ha producido en un año un ahorro del 9% que para un consumidor medio supone unos 60 euros al año", afirmó Andrés Seco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35