22 de abril de 2015
22.04.2015

La marca Cajastur desaparecerá y el grupo operará sólo con la de Liberbank

La enseñas de las antiguas cajas serán sustituidas a comienzos de 2016

22.04.2015 | 02:08
Por la izquierda, Manuel Menéndez (consejero delegado), Pedro Rivero (presidente) y Jesús Alcalde (secretario), durante la junta general de accionistas, ayer, en Madrid. Detrás, la nueva imagen corporativa de Liberbank.

La marca Cajastur, así como las de las otras antiguas cajas de ahorros partícipes del grupo bancario Liberbank, desaparecerán de las 1.045 oficinas, la cartelería, los cajeros automáticos, los documentos y los productos financieros que comercializa el conglomerado. El grupo pasará a operar en todas las regiones en las que está implantado con la marca Liberbank como enseña única, en un proceso que comenzó ayer y que culminará con la remodelación de todas las oficinas, lo que concluirá a principios de 2016.

Como consecuencia de la unificación de la imagen corporativa del grupo en una sola, desaparecerán las marcas Cajastur, Caja Extremadura, Caja Cantabria y CCM, que serán sustituidas por la de Liberbank. Y todas las oficinas del grupo en España pasarán a tener una misma identificación cromática y corporativa (la de Liberbank), con lo que las actuales sucursales abandonarán su color y logotipo identificativos (el color rojo y el caballo asturcón, en el caso de Cajastur).

El banco atribuyó la decisión al propósito de simplificar la gestión de marcas, que el grupo sea identificable de forma homogénea y coherente con sus valores, y que los clientes reconozcan las oficinas cuando viajan fuera de su territorio habitual de residencia.

Coincidiendo con esta mutación, Liberbank también estrena nueva imagen corporativa con dos novedades: abandona el color azul y renuncia a tener logotipo (hasta ahora, una flor de tres pétalos). Será el único banco sin un icono gráfico identificador. Y optará para la rotulación por un negro suave, a medio camino con el gris, para que, a diferencia de sus competidores, no se le asimile con un solo cromatismo.

Toda la nueva imagen del banco reposará bajo el lema "Intercambio equilibrado", que se expresará por dos vías: mediante un trazo de color amarillo que aparecerá en la identidad corporativa y el "slogan" "Liberbank corresponde".

La junta general de accionistas de Liberbank, reunida ayer en Madrid, aprobó la anunciada agrupación de acciones -denominada "contra-split"- consistente en el canje de tres acciones actuales con un valor nominal de 0,30 euros por una nueva de 0,90. De esta forma se reduce el número de acciones de la entidad bancaria sin alterar el valor de la participación de cada accionista. Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, justificó esta medida porque "no es habitual que compañías que cotizan en Bolsa del tamaño de la nuestra tengan un valor nominal de la acción tan bajo (0,30 euros) porque esto genera una volatilidad alta en la cotización".

La junta de Liberbank transitó sobre una balsa de aceite. Todas las propuestas del consejo fueron aprobadas con apoyos superiores al 99% y de las dos únicas preguntas que los accionistas realizaron a los consejeros, sólo una hizo referencia a la recuperación del dinero de los títulos con derecho a conversión. En la calle, un vehículo de la policía previno posibles protestas de preferentistas pero nadie se acercó al Palacio de Pastrana, lugar de la reunión.

Menéndez destacó que desde el debut en Bolsa de la entidad, en mayo de 2013, la cotización se ha revalorizado más de un 104%, prácticamente el doble que la media del sector. En 2014, la revalorización fue del 12,9%, "cinco puntos porcentuales por encima del promedio de los bancos cotizados españoles".

Menéndez confió en continuar con esta tendencia alcista, ya que "si atendemos a la opinión de los analistas independientes que siguen la evolución de la acción, Liberbank es el título más recomendado entre los bancos españoles y con el mayor potencial de subida". "Pero cumplir las expectativas no siempre resulta fácil", precisó, "y debemos ser prudentes y conscientes de las dificultades que será necesario superar para lograrlo".

Menéndez destacó que Liberbank cumple sobradamente con todos los requisitos estipulados por el Banco Central Europeo (BCE) para una entidad catalogada como Categoría 1 para repartir dividendos a sus accionistas, que "podría distribuir de manera conservadora". Los accionistas aprobaron la ampliación del consejo (de doce a quince miembros), con el nombramiento de Ernesto Tinajero, Luis Masaveu y María Garaña, y autorizaron la fusión por absorción de Bancantabria Renting y Bancantabria Inversiones, filiales al 100% del banco.

El beneficio atribuido a la sociedad dominante ascendió en 2014 a 117 millones, con un incremento de 95 millones respecto a 2013.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35