Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado, ante su escaso éxito, desvía más parados a agencias privadas de colocación

El Servicio Público de Empleo media en el 2% de los contratos l FADE gestionará la búsqueda de trabajo a limpiadores y camareros

El Principado, ante su escaso éxito, desvía más parados a agencias privadas de colocación

El Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias (Sepepa) sólo media en el 2% de los contratos laborales que se realizan en la región. Ante esos exiguos resultados, el gobierno regional ha puesto en marcha el desvío de parados con especiales dificultades para encontrar trabajo a empresas privadas de colocación. Considera que así pueden tener más opciones de insertarse en el mercado de trabajo.

Según los últimos datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), a través de las variables de submuestra de las encuestas de población activa (EPA) de 2014, de los 297.600 contratos que se firmaron ese año en Asturias, solo en 5.900 participó una oficina de empleo autonómica como intermediaria, lo que equivale a un exiguo 2% del total. Es un porcentaje idéntico al del conjunto del país, donde el antiguo Inem intermedió en 281.000 contratos. Por contra, el número de personas contratadas a través de empresas de trabajo temporal (ETT) se elevó a 391.900, lo que supone el 2,8% del total, ocho décimas más que las oficinas públicas.

Para tratar de mejorar los niveles de inserción, el Principado ha decidido utilizar la agencias privadas de colocación. La Consejería de Empleo ya ha destinado más de 1,2 millones de euros a programas de colaboración público-privada en el que las agencias cobran en función de los desempleados que encuentren trabajo. La fórmula, considerada por los sindicatos como una "privatización" de la búsqueda de empleo, fue ideada por el gobierno socialista de Zapatero en 2010 con el objetivo de mejorar los pobres resultados de colocación de los servicios públicos y fue impulsada por el gobierno de Rajoy con la reforma laboral de 2012. El Ejecutivo tiene reservada desde 2013 una partida de 200 millones de euros para poner en marcha este programa. El Principado se sumó a él y pasado verano adjudicó los primeros cuatro contratos a las agencias de colocación de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), a la UTE DHR Global, a Acción Laboral y a Eulen Flexiplan, a los que derivarán limpiadores, dependientes de comercio, administrativos y trabajadores de la construcción en paro, respectivamente. Estas agencias cobrarán hasta 1.920 euros por cada parado al que encuentren trabajo.

Nuevas adjudicaciones

La directora del Sepepa. Luisa Pérez, anunció que con el nuevo año se activaría el sistema de colaboración público-privada y que para reforzarlo se había convocado un segundo concurso para tratar de colocar a trabajadores de hostelería, peones de la construcción y peones de industrias manufactureras. Ese segundo lote ya está adjudicado. Al concurso se presentaron siete agencias privadas de colocación. Una fue descartada al no tener presencia física en Asturias y la mesa de contratación, tras valorar las ofertas económicas y el número de oficinas disponibles de las otras seis, propuso la contratación de las agencias de FADE, Eulen Flexiplan y de la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, nacida en Vizcaya como agrupación de jubilados del sector siderúrgico y que está volcada en la integración de colectivos vulnerables.

FADE, que ya había obtenido un contrato para buscar trabajo a limpiadores, también se encargará de tratar de insertar a camareros. Eulen Flexiplan también consigue su segundo contrato, en este caso con peones de industrias manufactureras, y la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral se encargará de los peones de la construcción. Las tres agencias podrán obtener un máximo de 148.043 euros.

El Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) fijó las cantidades máximas que se podrán pagar a las agencias privadas de colocación. Así se estableció una cuantía por inserción conseguida, que es una cantidad fija que la Administración contratante abona en todo caso a la agencia por cada persona que haya conseguido insertar en el mercado laboral con un contrato de al menos seis meses. Los precios dependen de la edad del desempleado y del tiempo que lleve en paro. Si se logra insertar a un desempleado de más de 45 años que lleva más de dos años en paro el precio máximo fijado es de 3.000 euros, el más elevado. Sin embargo, si se inserta a un desempleado de menos de 29 años que lleva en paro entre tres y seis meses, el precio máximo a pagar a la agencia será de 300 euros, el más bajo. Entre esos extremos, la colocación de un demandante de trabajo de entre 30 y 44 años y que lleve entre uno y dos años en paro tendrá un precio máximo de 1.250 euros.

1.860 euros por contrato

En el último concurso celebrado, FADE logró la adjudicación con una rebaja del 38% sobre el precio máximo fijado por colocación, Eulen Flexiplan del 45% y la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral del 50%. Con estos porcentajes, por ejemplo, FADE podrá obtener hasta 1.860 euros por cada colocación. En todos los casos es el Sepepa quien selecciona y deriva a los desempleados y los servicios son gratuitos para estos últimos.

Por su parte, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) también contrató a la agencia privada de la UTE Adalid Inmark para colaborar con los servicios públicos de empleo de Asturias, Galicia y Cantabria. Desde el Sepepa apuntaron que el contrato, "que ya está vigor" es similar a los firmados por el Gobierno regional.

Compartir el artículo

stats