31 de enero de 2017
31.01.2017

La regulación del exceso de jornada frena el convenio de Arcelor

Capital Group reduce participación en la siderúrgica

31.01.2017 | 01:43

La dirección de Arcelor-Mittal y los representantes de los trabajadores tratarán de cerrar hoy el convenio de la compañía en Asturias tras mantenerse, en el encuentro de ayer, las diferencias en aspectos como la regulación de los excesos de jornada o los permisos de los más de 5.000 empleados de la multinacional siderúrgica en la región.

La empresa aceptó negociar la regulación de los denominados "dobles": cuando los trabajadores se ven obligados a doblar jornada si los compañeros que les relevan en el puesto no acuden a trabajar. La propuesta de la compañía pasaba por doblar únicamente por falta imprevista de última hora y en el caso de que la ausencia implicase la parada del taller en caso de no producirse el "doble". Los sindicatos rechazaron ayer el planteamiento porque se mantiene el carácter obligatorio de los "dobles". Destacaron que la empresa debe cumplir la legislación vigente en materia de descanso entre jornadas "como así han ratificado varias sentencias".

Otro de los puntos de desacuerdo es el de los permisos. La compañía estaba dispuesta a dar 16 horas de permiso al año para acompañar a menores de tres años a consultas médicas y a cambio solicitaba aumentar la distancia de 200 a 400 kilómetros para los permisos por lejanía de familiares. La contrapropuesta unitaria de los sindicatos pasa por mantener los actuales permisos y que para el de acompañamiento se establezca que sea para menores de hasta 16 años y para personas dependientes al cargo con una duración de hasta 32 horas anuales. En contraprestación las distancias del resto de permisos se elevarían a 250 kilómetros. Las dos partes seguirán negociando hoy.

Por otro lado, la Comisión Europea dio ayer luz verde a la nueva empresa creada por Arcelor-Mittal con la italiana Cellino, con la que unen sus activos en el sector del acero en Francia, Italia y Polonia. Bruselas ha aprobado la operación tras concluir que no plantea problemas graves de competencia, ya que las empresas implicadas sólo comparten mercado de forma "limitada" y se seguirán enfrentando a muchos competidores.

Además, el fondo estadounidense Capital Group, uno de los accionistas de referencia de Arcelor-Mittal, ha reducido su participación en la compañía desde el 5,49 al 4,80%. Y el valor medio del consenso de los analistas sobre el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) de la compañía en 2016 se eleva a 6.156 millones de dólares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35