01 de febrero de 2017
01.02.2017

Los precios se disparan el 3% por la luz y el Gobierno toma medidas

Los servicios públicos se desvincularán de la evolución del IPC, que también sube por los carburantes y las hortalizas

01.02.2017 | 01:39
Los precios se disparan el 3% por la luz y el Gobierno toma medidas

La inflación se ha disparado con la entrada en 2017. El fuerte incremento de la factura de la luz y el encarecimiento de los combustibles y de la cesta de la compra han llevado al índice de precios al consumo (IPC) a situarse este enero en el 3%, un 1,6% más que en diciembre, según las cifras que divulgó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ante el fuerte repunte (es la mayor alza para un mes de enero de los últimos seis años), el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció que en los próximos días se aprobará un decreto para desvincular los precios de algunos servicios públicos de la evolución de esta tasa.

La factura de la luz ha tenido buena parte de la culpa de esta escalada de la inflación. El precio de la electricidad se ha disparado durante los últimos días debido a que la ola de frío ha aumentado la demanda y a que la falta de lluvias y viento ha provocado que sean las tecnologías más caras (las térmicas de gas y de carbón) las que tengan que tirar de la generación eléctrica.

El ascenso de la cotización del crudo también ha provocado, aguas abajo, el alza de los precios de los carburantes. Así, el litro de gasolina costaba ayer en los surtidores asturianos una media de 1,28 euros, son cuatro céntimos más que en diciembre y quince más que hace justo un año. Unos números muy similares tiene también el gasóleo, el carburante más utilizado por los asturianos, y que se abona a 1,15 euros por litro en los surtidores de la región, veinte céntimos más que hace un año.

Con este escenario, el "lleno, por favor" en las gasolineras asturianas es ahora entre ocho y diez euros más caro que hace un año. En concreto, llenar el depósito de un turismo de gasolina con capacidad para cincuenta litros sale por 64 euros, cuando hace justo un año costaba 56. Mientras que el caso de un vehículo de las mismas características pero diésel, el coste asciende ahora a 57 euros, justo diez más que en enero del año pasado.

Por último, está influyendo sobre este incremento de la inflación la evolución de la cesta de la compra, también por culpa del frío. Los fuertes temporales han arruinado muchas cosechas y esto ha provocado un fuerte ascenso de los precios de algunas hortalizas y frutas.

Luis de Guindos aseguró que este repunte registrado en enero durará unos meses para, a partir del segundo trimestre, ir ya moderándose. El Ministro aseguró que "no es un dato positivo" y anunció que en los próximos días se tomarán medidas para intentar que este incremento no se traslade doblemente a los consumidores con el precio de servicios públicos.

En la misma línea, algunos organismos de análisis económico alertaron de que los precios seguirán subiendo con fuerza en los próximos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35