10 de abril de 2017
10.04.2017

Vitaldent trata de recuperar actividad en Asturias tras el escándalo del anterior dueño

El grupo, liderado ahora por Javier Botín, conserva ocho clínicas en el Principado

10.04.2017 | 01:49
Javier Martín.

Los nuevos dueños de las clínicas dentales Vitaldent, encabezados por Javier Botín, hermano de la presidenta del Santander, pretenden recuperar este año la actividad perdida por el escándalo de fraude del anterior propietario, Ernesto Colman. Vitaldent conserva su red de ocho clínicas en Asturias -ya que no se han producido bajas de franquiciados como en otras comunidades- y de cara a 2018 ya proyecta una expansión.

El nuevo director general de Vitaldent, Javier Martín, se reunió recientemente en León con los directores de clínicas y franquiciados del noroeste de España para exponer las nuevas líneas prioritarias que ha fijado la dirección de cara a recuperar la actividad perdida por el escándalo. "Aquello fue el caso Colman, un tema fiscal que afectaba al antiguo propietario, no fue un caso de mala praxis", puntualizó Javier Martín, que no obstante reconoce que el escándalo y el paso de la empresa a un administrador judicial "provocó un pérdida de actividad de entre el 35 y el 40 por ciento".

Javier Botín, junto con una empresa inglesa acreedora y pequeños inversores, tomaron las riendas de Vitaldent el pasado noviembre y el objetivo para 2017 es recuperar los niveles de actividad de sus 400 clínicas (300 en España y 100 en Italia, con un total de 4.300 trabajadores) previos al estallido del escándalo de fraude del anterior propietario. Para ello han puesto en marcha medidas para fortalecer la marca, aumentar la transparencia, mejorar la experiencia del cliente "y poner la parte médica en el centro de la compañía", señaló Martín. En esa línea se creará un consejo médico-científico con personalidades en el sector de la odontología y se reforzará el "cuality center" de la compañía, un centro de calidad en el que se verifican todos los diagnósticos y se hace un seguimiento. "Es una segunda opinión clínica", señaló Martín.

En Asturias Vitaldent cuenta con ocho clínicas, tres propias y cinco franquiciadas, que también tratarán este año de recuperar actividad. "El pasado año la marca perdió 45 franquiciados, pero Asturias es una zona estable para nosotros, aquí no hubo bajas y de cara a 2008 la región podría entrar dentro de nuestro plan de expansión para llegar a ciudades de entre 30.000 y 40.000 habitantes", señaló Javier Martín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35