14 de diciembre de 2017
14.12.2017

Los nuevos aprendices tendrán tres años de formación y cobrarán a partir del segundo

El salario será como mínimo de unos 25 euros al día | Ciento treinta alumnos cursarán especialidades del metal e informática

14.12.2017 | 02:30
Varios de los asistentes a las jornadas miran la oferta de FP que hay en el Principado.

El nuevo sistema de Formación Profesional (FP) dual que el Principado quiere poner en marcha a partir de 2018 ampliará la estancia de los alumnos en las empresas y durará un curso más de lo habitual. Los aprendices tendrán tres años de formación y prácticas entrelazadas. El primer curso será totalmente teórico y será en los dos últimos cuando los alumnos pisen más a menudo la empresa. A cambio, recibirán un sueldo proporcional a las horas que pasen en el tajo. Una retribución que irá en función del convenio del sector en el que estén empleados y que en ningún caso será inferior al salario mínimo interprofesional (de 707 euros al mes este año). Considerando que los nuevos aprendices comenzarían a cobrar en 2019 y que ese salario mínimo se actualiza anualmente, la retribución de los alumnos será en todo caso superior a 25 euros por día de trabajo.

Las peculiaridades del plan fueron expuestas ayer por la directora general del Servicio Público de Empleo (Sespa), Luisa Pérez Ramos, y el director general de Formación Profesional, Manuel Capellán, durante unas jornadas en la Cámara de Comercio de Oviedo dirigidas a dar a conocer a los empresarios la oferta de FP dual que hay disponible en la región.

El nuevo sistema se probará, explicó Capellán, en seis módulos formativos, cinco de ellos muy ligados con la actividad del metal, el motor industrial de la región, y el otro con la informática. Participarán entre 20 y 23 estudiantes por módulo. En total serán unos 130 alumnos. "El primer año será un curso teórico normal, pero en el segundo y el tercero los estudiantes estarán tres días por semana en la empresa y dos en el aula", explicó. Al final, para obtener el título los alumnos necesitarán completar 4.000 horas de formación. De ellas, 1.700 en su centro formativo y el resto, 2.300, en las compañías (ahora son poco más de 1.600).

Los ciclos de formación serán el de mecanizado y soldadura que se imparten en Gijón, los de mantenimiento electromecánico y mecatrónica industrial que se cursan en La Felguera y los de instalaciones eléctricas y automáticas y desarrollo de aplicaciones en sistemas informáticos que se oferta en Avilés.

Lo que pretende ahora el Gobierno regional es tratar de involucrar al mayor número de empresas posibles. Para conseguirlo, la patronal regional FADE y la del metal Femetal, una de las que más están tirando por este programa de Formación Profesional dual, serán las encargadas de reclutar a las compañías que cumplan el perfil para acoger a estos estudiantes. El objetivo, señaló Capellán, es tener la lista de compañías cerradas para mayo.

Los estudiantes que participen tendrán un contrato de formación en prácticas remunerado según el convenio de cada empresa o sector. Los alumnos que por edad u otras circunstancias no cumplan con los requisitos para acceder a ese contrato recibirán alternativamente una beca de unos 3 euros por cada hora trabajada. En total, 24 euros al día para una jornada de ocho horas. "Tenemos medios y los recursos necesarios, lo que necesitamos ahora es que las empresas colaboréis y uséis estas herramientas para cualificar a nuestra población", sostuvo Luisa Pérez dirigiéndose a los empresarios presentes en las jornadas. Y añadió: "Nos decís que no hay relevo generacional, pues está en nuestra responsabilidad colaborar para dar este tipo de formación y hacer a las empresas más competitivas".

Manuel Capellán comentó, además, que las necesidades formativas van cambiando de forma constante y "ahora se pide que los estudiantes pasen más tiempo en las empresas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine