12 de mayo de 2018
12.05.2018

Amplio respaldo de la plantilla al pacto que evita el cierre del tren de chapa de Arcelor

Las asambleas de UGT y CC OO dan el visto bueno al ajuste acordado entre dirección y sindicatos

12.05.2018 | 04:23

El preacuerdo alcanzado esta semana entre los sindicatos mayoritarios y la dirección de Arcelor-Mittal para llevar a cabo un ajuste de empleo en el tren de chapa de Veriña (Gijón) obtuvo ayer un amplio respaldo entre los afiliados de UGT y CC OO en el taller. Esta instalación estaba amenazada de cierre después de quince meses en números rojos. Falta aún que se pronuncien los afiliados de USO -lo harán en una asamblea que se celebrará el miércoles- para que el pacto, que incluye la salida de 32 empleados mediante prejubilaciones, e ponga en marcha, tal y como exige la compañía.

Entre los afiliados de UGT, el sindicato mayoritario en el taller y en el conjunto de la multinacional, el apoyo al acuerdo fue aplastante. Solo tres votaron en contra, mientras que 106 lo hicieron a favor y ocho se abstuvieron. El portavoz de los ugetistas, José Manuel García, destacó la alta participación que hubo en su asamblea, a la que acudieron más del 70% de los afiliados que tienen en el taller.

García resaltó que la del tren de chapa había sido de las "negociaciones más duras" en las que había participado en Arcelor ya que "la reorganización es muy fuerte". Pero, añadió, entre la plantilla caló la responsabilidad. "No nos jugábamos 32 puestos, nos estábamos jugando el futuro de esta instalación", señaló.

El "sí" al acuerdo también ganó entre los afiliados de CC OO, aunque por un margen menor. De hecho, el sindicato celebró ayer dos asambleas (una por la mañana y otra por la tarde) y en la primera había vencido por poco el "no". Al final, 26 afiliados de Comisiones en el taller votaron a favor, 10 en contra y 6 se abstuvieron. El portavoz de CC OO, José Manuel Castro, señaló que "esto nos da un empujón, pero aún queda mucho por hacer y llevar el acuerdo a la práctica, y ver si es efectivo".

Una vez que USO celebre su asamblea para dar el visto bueno al preacuerdo, el pacto tendrá que ser aprobado por el comité de empresa, que cuenta con 25 miembros, y en el que los sindicatos mayoritarios tienen el control.

Un grupo de trabajadores del tren de chapa hizo esta semana una recogida de firmas para reclamar que se hiciera una única asamblea entre los empleados del taller, en lugar de una por cada uno de los sindicatos firmantes del preacuerdo. Consiguieron 93 rúbricas, pero su petición, que fue defendida por la CSI en un pleno del comité de empresa, quedó en nada.

Arcelor informó ayer de que sus beneficios globales ascendieron a 1.192 millones de dólares (998 millones de euros) en el primer trimestre del año, un 19% más interanual. La mejora en los precios del acero y la recuperación económica favoreció los resultados de la compañía. El presidente del consejo de administración de Arcelor, Lakshmi Mittal, subrayó que "las perspectivas han ido mejorando a medida que avanzaba el año", con el efecto combinado de un crecimiento de la demanda y de los ajustes de capacidad en el sector. Mittal subrayó también que en pocas semanas se completará la integración de la planta italiana de Ilva en el grupo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35