16 de mayo de 2018
16.05.2018

Europa se plantea poner coto a la avalancha de inversiones de Pekín en sectores estratégicos

16.05.2018 | 03:59

El consejo ejecutivo de Energías de Portugal (EDP) emitió ayer una primera opinión crítica con la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) formulada por China Three Gorges (CTG), ya principal accionista: "El precio ofrecido no refleja adecuadamente el valor de EDP". El comportamiento de la acción en la Bolsa, esa posición inicial de la dirección y la expectativa de que otros grupos pudieran presentar ofertas alternativas están reforzando en Portugal la idea de que, sin una mejora en el precio, serán escasas las posibilidades de éxito del intento chino de obtener el control total de una compañía de gran relevancia para Asturias, donde tiene más de mil empleos y posiciones hegemónicas en la generación, distribución y venta de electricidad y gas.

El pronunciamiento que el consejo presidido por Antonio Mexia ha remitido al regulador bursátil portugués (la CMVM) evita calificar como hostil la OPA de la corporación pública China Three Gorges, accionista principal de EDP desde 2011 (23,27% del capital). La nota precisa que será más adelante, después de que CTG presente toda la información de la oferta y en particular la referida al "proyecto industrial", cuando la cúpula ejecutiva fijará una posición definitiva y su recomendación a los accionistas. Por ahora no hay por tanto una confrontación nítida entre la dirección y el primer accionista a cuenta de la OPA, aunque sí existe una discrepancia clara sobre el precio. "La prima implícita en la oferta es baja considerando la práctica seguida en el mercado europeo de las 'utilities' (negocios dedicados a la energía, el agua, las infraestructuras...) en las situaciones en las que existió adquisición de control por el oferente", señala el consejo.

China Three Gorges ha ofrecido 3,26 euros por acción, lo que supone valorar EDP en 11.920 millones de euros. Ese precio incluye una prima del 10,8% respecto a la cotización media de los últimos seis meses y del 4,8% en relación al dato del viernes, cuando la negociación de los títulos quedó temporalmente suspendida. Aunque las situaciones no son comparables, en la última operación que se produjo en el sector energético español, la compra de Unión Fenosa por Gas Natural en 2009, el precio concertado conllevó una prima del 18% sobre la cotización de la jornada previa. Ayer, los títulos de EDP cerraron a 3,44 euros tras una subida del 1,18% y se consolidaron por encima de la oferta de CTG.

Las casas de análisis se han alineado con el consejo y en general consideran bajo el precio. Ayer, ING alertó de otro riesgo: la presumible resistencia de la Administración Trump a la presencia de más capital de China en EE UU podría obligar a CTG a desprenderse de los activos que Energías de Portugal tiene en el país y que aportan más del 40% del negocio renovable (EDP es el cuarto productor eólico mundial). Algunas informaciones atribuidas a fuentes de CTG afirman que competidores como la española Iberdrola y la italiana Enel estarían en la estrategia de sacar partido de la tensión entre Trump y China y hacerse con esos activos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35