13 de junio de 2018
13.06.2018

El inversor mexicano que pactó con Del Valle denuncia a Duro en vísperas de la junta

El fondo Pedroza lleva a la ingeniería ante la CNMV por no provisionar una deuda de 123 millones que reclama Hacienda

13.06.2018 | 01:57
Mauricio Treviño Zambrano.

Petroza, fondo de inversión perteneciente a la familia mexicana Zambrano, ha presentado una denuncia ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) contra Duro Felguera al considerar que la ingeniería asturiana ha ocultado en sus cuentas una deuda de 123 millones con la Agencia Tributaria. El inversor mexicano tiene una opción de compra por el 24,3% del Duro -pactada con el expresidente Ángel del Valle, que está enfrentado a la dirección- y ha acudido ante la CNMV a dos días de la junta de accionistas que debatirá una ampliación de capital para el saneamiento de la compañía.

Fuentes cercanas a Petroza opinaron que haber ocultado supuestamente esa deuda puede considerarse como una infracción muy grave en materia de transparencia y una violación de la Ley del Mercado de Valores. La ingeniería, que descartó hacer declaraciones, tiene previsto presentar hoy su plan de negocio a un grupo de inversores en Madrid y el viernes celebrará su junta de accionistas en Gijón.

Petroza entiende que la información sobre la deuda tributaria es esencial para que los accionistas de Duro puedan decidir su voto en la junta. La denuncia fue presentada el lunes ante la CNMV por Máster Abogados en representación de Mauricio Treviño Zambrano, socio fundador de la firma de inversión.

No obstante, en las últimas cuentas anuales presentadas por la centenaria ingeniería que preside Acacio Rodríguez ante la CNMV sí que viene recogida información de esa deuda. Duro reconoce la existencia del acta de inspección de Hacienda (por una discrepancia de 100 millones) y de una propuesta de sanción (22 millones), y explica también que ha interpuesto una reclamación ante el Tribunal Económico Administrativo Central para exigir la suspensión de esa sanción. El grupo asturiano entiende, según se recoge en el informe, que existen "argumentos técnicos" para que su reclamación prospere. Por esa razón, los administradores sostienen que no es necesario recoger esa deuda dentro del pasivo del grupo (provisionarla).

El inversor mexicano no es de la misma a opinión. Fuentes cercanas al fondo explicaron que la obligación de presentar un aval bancario para garantizar la deuda tributara implicaría que todo el efectivo captado mediante el aumento de capital propuesto en la Junta se empleará íntegramente para saldar la sanción de Hacienda. Con estos argumentos, consideran que es necesario que cualquier accionistas e inversor potencial pudiera conocer el alcance de esa deuda.

La denuncia de Petroza causó un gran impacto entre la plantilla y alimentó las sospechas, explicitadas antes ya por el comité de empresa, de que el acuerdo entre la familia Arrojo, principal accionista, y los inversores mexicanos pudiera ser una maniobra para obstaculizar el plan de saneamiento pactado por la dirección con la banca acreedora. El anterior presidente, Ángel del Valle, era partidario de ir al concurso de acreedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35