Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, única voz disidente en Unidos Podemos contra el cierre de las térmicas

Cinco votos contrarios dentro de la izquierda serían suficientes para frenar en el Congreso las propuestas para una descarbonización exprés

Por la izquierda, Segundo González, Sofía Castañón, Daniel Ripa (secretario general de Podemos en Asturias) y Ramón Argüelles (coordinador general de IU en Asturias).

Por la izquierda, Segundo González, Sofía Castañón, Daniel Ripa (secretario general de Podemos en Asturias) y Ramón Argüelles (coordinador general de IU en Asturias). LUISMA MURIAS

La dirección de Podemos en Asturias se ha quedado arrinconada dentro de su propio partido en su lucha para tratar de cambiar el proyecto de Ley para la Transición Ecológica que su formación nacional, Unidos Podemos, presentó esta semana en el Congreso de los Diputados. Ni a los podemistas asturianos ni a la dirección regional de IU le convence el texto que aboga por acelerar al máximo el cierre de las centrales térmicas alimentadas con carbón. Tendrían que echar la persiana antes del 31 de diciembre de 2025, lo que podría tener funestas consecuencias para la economía regional. Podemos Asturias ha pedido a sus dos diputados nacionales (Segundo González y Sofía Castañón) que intenten frenar con sus votos el proyecto. Una llamada a la insurgencia en toda regla. Sin embargo, fuera de Asturias sus compañeros de partido no parecen estar por la labor.

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, una de las regiones (junto con Asturias y Aragón) en las que el impacto de estos cierres exprés puede ser mayor, aseguró que es necesaria una transición energética justa que "garantice por ley que no se pierda ni un solo puesto de trabajo en las comarcas mineras", pero a continuación Fernández resaltó que el cambio climático es una cuestión "capital, que no puede esperar".

La exigua mayoría con la que gobierna el socialista Pedro Sánchez provoca que para impulsar cualquier iniciativa sean esenciales los votos de Unidos Podemos y de los nacionalistas vascos y catalanes. Asumiendo que los socialistas y el resto de partidos que apoyaron la moción de censura que aupó a Sánchez a la presidencia respalden la ley que acaban de registrar en el Congreso de los podemistas, la dirección en Asturias de Podemos necesitaría que cinco diputados cambiarán el sentido de su voto para frenar el proyecto. Dos de ellos serían los diputados asturianos de la formación: Segundo González y Sofía Castañón. Con lo que quedaría convencer a otros tres.

Algunas fuentes pusieron el acento en lo complicado de esa aritmética. Una de las que hasta ahora se había mostrado más crítica con los planteamientos del nuevo ministerio para la Transición Ecológica había sido la diputada de Podemos por León, Ana Marcello. Sin embargo, ayer mismo la podemista reconocía que el compromiso de la formación "es la lucha contra el cambio climático", aunque tembién apuntó que "la transición ecológica debe poner en primer lugar a las personas y que se garanticen sus condiciones materiales de vida".

La dirección del partido en Aragón no se pronunció ayer sobre este asunto, aunque hace unas semanas la formación morada en esa comunidad defendía que era el momento de "ponerse las pilas" y no perder más tiempo para afrontar una transición "urgente, real y justa". De hecho, Pablo Echenique, que durante años fue secretario general de Podemos en Aragón, fue uno de los que registró la propuesta de Ley en el Congreso de los Diputados.

Uno de los dos diputados asturianos de Podemos, Segundo González, reiteró ayer su desacuerdo con el texto porque el cierre de las térmicas que plantea es "demasiado acelerado y no es justo", dijo. Una clausura tan rápida podría tener unos efectos bastante nocivos sobre la economía regional, defiende la formación en Asturias. El impacto podría ser menor en Castilla y León y Aragón, donde el peso de la industria es menor.

Más complicado lo tiene IU para buscar apoyos, ya que la coalición no tiene diputados ni en Asturias, ni en Castilla y León ni en Aragón que pudieran ayudar a decantar la balanza en una hipotética votación. Aunque el diputado regional de IU, Gaspar Llamazares, puso el acento en que habrá que ver el apoyo que este proyecto pueda tener entre los partidos minoritarios. Y criticó que Unidos Podemos haya lanzado su proyecto sin consensuarlo antes con las comunidades afectadas. El PSOE tiene previsto también impulsar una normativa sobre transición ecológica antes de fin de año.

Rafael Mayoral, secretario de Relación con la sociedad civil de Podemos, que ayer participó en una protesta en Gijón, celebró que las direcciones regionales de Podemos y de IU en Asturias "por fin" se pongan de acuerdo, pero lamentó que sea para intentar tumbar este proyecto de Ley.

Compartir el artículo

stats