Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La revalorización de las prestaciones públicas

Los jubilados de la región cobrarán esta semana 40 millones de la paga de atrasos

Los pensionistas recibirán el viernes el incremento retroactivo de sus prestaciones: de 76 a 241 euros de media

Los jubilados de la región cobrarán esta semana 40 millones de la paga de atrasos

Los jubilados de la región cobrarán esta semana 40 millones de la paga de atrasos

Los pensionistas recibirán el próximo viernes la "minipaga" correspondiente a los atrasos de la subida de sus prestaciones recogida en los Presupuestos Generales del Estado y a la que los jubilados tienen derecho con carácter retroactivo desde enero. Para los beneficiarios asturianos, ese abono supondrá un ingreso agregado cercano a los 40 millones de euros, con cuantías medias que oscilarán entre los 76 y los 241 euros, según una estimación basada en datos de la Seguridad Social.

Fuentes del Ministerio de Trabajo confirmaron ayer el calendario que su responsable, la ministra Magdalena Valerio, esbozó semanas atrás durante una comparecencia parlamentaria: el día 27 de julio se pagarán los atrasos a los pensionistas y el 1 de agosto comenzarán a aplicarse las subidas en las nóminas ordinarias. Algunos pormenores de la revalorización de las pensiones, pactada por el PP con el PNV y Ciudadanos antes de su salida del Gobierno y asumida por el nuevo ejecutivo socialista de Pedro Sánchez, se exponen en los siguientes puntos.

Del 0,25% al 1,6%. El año empezó para los casi 9 millones de pensionistas españoles -más de 280.000 de ellos asturianos- con un incremento del 0,25% en sus ingresos, resultante de aplicar el llamado "factor de revalorización", un mecanismo aprobado por el PP y en vigor desde 2014. Las intensas movilizaciones de jubilados en protesta por esa escuálida subida y las negociaciones presupuestarias forzaron al Gobierno de Mariano Rajoy a incluir en las cuentas públicas de 2018 una subida general del 1,6%, la mayor desde 2010 y equivalente a la inflación esperada para el conjunto del año.

En enero se pagó el 0,25% y desde la nómina de agosto el nuevo Gobierno abonará el 1,35% (calculado sobre la pensión que se percibía en 2017) que resta para alcanzar el 1,6%. Antes (el 27 de julio), la Seguridad Social liquidará los atrasos desde enero con una paga que será igual al 1,35% de ocho nóminas: las ordinarias del período enero-julio y la extraordinaria de verano. Considerando el dinero que cada mes inyectan las pensiones en Asturias (330 millones, en el caso de las contributivas), el monto total de la "minipaga" puede rondar los 35 millones. Para un jubilado con una pensión media del régimen general, los atrasos supondrán unos 155 euros. Para quienes se acerquen a la prestación máxima del sistema -entre ellos, una parte significativa de los mineros jubilados-, el abono extra rebasará los 240 euros antes de impuestos.

El 2,75% más para las pensiones modestas. El Presupuesto que dejó encarrilado el PP e hizo suyo el Gobierno socialista -tras haber votado en contra antes de la moción de censura- incluye revalorizaciones cualificadas para las pensiones más modestas del sistema: las llamadas mínimas (prestaciones de origen contributivo que raramente superan los 800 euros al mes) y las no contributivas (a menudo inferiores a los 400 euros). En ambos casos la subida para 2018 es del 3%. Como en enero se abonó el 0,25%, el incremento de agosto equivaldrá al 2,75%. En los supuestos más comunes, el importe de la paga de atrasos para estos pensionistas se moverá entre los 75 y los 150 euros.

Las viudas y el 7,7%. El propósito del Ministerio de Trabajo, indicaron fuentes gubernamentales, es empezar a mejorar desde agosto una parte de las pensiones de viudedad, elevando su cuantía desde el 52% de la base reguladora (calculada a partir de las cotizaciones del cónyuge difunto) al 56%. Esta medida supone un incremento del 7,7% en las nóminas que además es compatible y adicional a las otras subidas aprobadas para este año (la general del 1,6% y el 3% de las pensiones mínimas), pero el número de beneficiarios está limitado por los requisitos que deben cumplir : tener 65 años o más y carecer de ingresos por trabajo u otras pensiones.

Además, las viudas que perciben los denominados "complementos a mínimos" no notarán variación efectiva en sus nóminas. El actual Ejecutivo ha cifrado en 400.000 las viudas y viudos a los que sí llegará la mejora del 7,7% en todo el país. Según un cálculo anterior del PP, los beneficiarios asturianos, en su inmensa mayoría mujeres, serán unos 17.500, en torno al 20% de las más de 80.000 personas que en la región perciben prestaciones de viudedad.

Compartir el artículo

stats