La Fiscalía de México ha iniciado una investigación a raíz de la denuncia presentada por accionistas del Banco Popular contra el empresario de origen asturiano Antonio del Valle y otros por revelación de información confidencial durante la crisis del Banco Popular

La denuncia es contra Antonio del Valle Ruiz, su primo Jaime Ruiz Sacristán y otros, a quienes atribuyen "revelación de información confidencial, engaño y aprovechamiento del error", explicó a Efe María Teresa Llantada, socia del despacho Gastelum Abogados. La letrada añadió que la denuncia se presentó en nombre de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas, que agrupa a inversionistas del Popular y que ha contratado abogados tanto en España como en otras partes de Europa y México para defender sus intereses.

Según la abogada, la investigación está en sus inicios atendiendo a pruebas aportadas en la denuncia, que sostiene que tanto Del Valle como Ruiz Sacristán revelaron "de forma directa o indirecta" a través de los medios de comunicación la información confidencial a la que tenían acceso. Los denunciantes atribuyen al empresario asturmexicano presuntas maniobras para filtrar informaciones con el propósito de "desestabilizar el mercado, mover artificialmente el valor de la acción, y con ello provocar que a través de un aumento de capital se pudieran hacer ellos (los investigados) con el banco por una cantidad muy inferior al valor de los activos". El Banco Popular fue finalmente intervenido y adjudicado por un euro al Grupo Santander.

Un portavoz de Antonio del Valle ha dicho que la demanda "hace referencia a hechos acaecidos en España que están siendo revisados por las autoridades competentes en ese país". "Las personas mencionadas no han sido notificadas en México de los procedimientos a los que se refiere en la misma", agregó el mismo portavoz.

Antonio del Valle ha emprendido acciones legales contra la Administración española y ante la Justicia Europea. El inversor asturmexicano considera que sus acciones fueron "expropiadas". Del Valle y otros inversores de México perdieron 470 millones en la crisis del Popular.