Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ellas ven más oportunidades de negocio

Las asturianas crean más empresas que los varones y la mayoría lo hacen tras detectar nichos de actividad, no por verse abocadas al autoempleo

Las mujeres ya crean más empresas que los hombres en Asturias y lo hacen, principalmente, porque detectan oportunidades de negocio, no porque se vean obligadas a emprender para salir del desempleo o porque vean en esa opción una garantía de independencia.

Los datos los aporta la edición asturiana del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), observatorio de ámbito global que en España está formado por 19 equipos ligados a las universidades y al mundo empresarial. El estudio señala que la tasa de actividad emprendedora en Asturias (proporción de la población en edad de trabajar que en el momento de la consulta o en los tres años y medio anteriores ha estado involucrada en el nacimiento de proyectos empresariales) es del 3,26%, por debajo de la media nacional del 6,2% y de la media europea del 6%. Sin embargo en el caso de las mujeres asturianas la tasa se eleva hasta el 3,6% (frente al 2,9% de los hombres) y se sitúa más cerca de la media nacional femenina, del 5,6%, y de la europea, del 6%.

Beatriz Junquera, catedrática de Organización de Empresa y directora de la Cátedra de Emprendimiento de la Universidad de Oviedo, lideró el equipo que confeccionó la edición asturiana del informe y apunta que "para saber al detalle las causas que llevan a las mujeres a emprender más que los hombres sería necesario un nuevo estudio pero de carácter cualitativo". No obstante, apunta que con los datos del informe GEM se puede obtener algunas pistas. Así, de la tasa de actividad emprendedora de las mujeres asturianas (3,6%), un 2,18% corresponde a mujeres que emprenden porque creen haber encontrado una oportunidad; un 1,3% corresponde a mujeres que han emprendido por no haber encontrado otra alternativa al desempleo o bien por haberla encontrado, pero de muy baja calidad, y un 0,12% corresponde a mujeres que han encontrado en el emprendimiento un trabajo que les permite trabajar con libertad e independencia. No obstante, Junquera apunta que "proporcionalmente, las mujeres asturianas tienen una mayor tendencia a emprender por necesidad que los hombres, aunque, de acuerdo con la literatura internacional, esta es una situación habitual también en otras partes del mundo".

Más formadas

María Antonia Álvarez, presidenta de la Asociación Empresa Mujer (Asem), señala que "de tanto hablar de la importancia del emprendimiento el mensaje ha empezado a calar" en la población femenina de Asturias. "Se está perdiendo el miedo y también hay que tener en cuenta que el nivel formativo de las mujeres cada vez es mayor y muchas de esas tituladas universitarias están abriendo el abanico de profesiones y muchas deciden abrir negocio por su cuenta", apunta María Antonia Álvarez, que añade que "la creación de empresa antes competía con el trabajo estable por cuenta ajena, pero ahora cada vez escasea más".

La presidenta de Asem señala, pese a lo que apuntan las estadísticas, que muchas mujeres "recurren al emprendimiento como salida profesional ante la falta de empleo y también para poder conciliar la vida laboral y familiar, para organizar mejor el tiempo, aunque luego se dan cuenta de la dificultad".

Compartir el artículo

stats