El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, hizo notar ese lunes que las principales bolsas de suelo industrial de la región "no están disponibles ni se sabe cuándo lo van a estar", en alusión a las dificultades en los proyectos de la Zona de Actividades Logísticas (Zalia), entre Gijón y Avilés, y del gran polígono de Bobes, en Siero.

"El precio del suelo industrial ha sido a menudo un problema en Asturias. Es caro y, aunque se había ajustado con la crisis, en este momento está subiendo otra vez y bastante. Se dice que hay mucho suelo, pero las grandes bolsas no están disponibles: no lo está la Zalia ni tampoco Bobes. En realidad, hay poco y en localizaciones que no son las que se demandan", contestó Feito en relación a los costes de los terrenos para localización empresarial en Asturias, más caros que en comunidades como Castilla y León y Galicia según sugieren algunos indicadores indirectos como el precio de las naves industriales.

La primera fase de urbanización de la Zalia está completada, aunque la comercialización de las parcelas está condicionada por el retraso en los accesos y en la instalación de una subestación eléctrica. La sociedad pública promotora arrastra severos problemas financieros. En Bobes, las obras de urbanización han sido retomadas después de años de demora.

Belarmino Feito hizo las citadas declaraciones coincidiendo con un encuentro en la FADE con el nuevo presidente de la patronal asturiana de la construcción (CAC-Asprocon), Joel García. Este último reafirmó que el sector regional comienza a dar señales de recuperación. Entre ellas, el hecho de que, aseguró, "se empieza a notar la falta de profesionales en algunos oficios".

García instó también a que se activen los nuevos procedimientos de contratación negociados con el Principado para paliar el riesgo de bajas temerarias, dando relevancia a la calidad y no sólo al precio. "Hace falta mucha más inversión", subrayó también a propósito de los bajos niveles de obra pública.