Una parte del sector del taxi también se moviliza en Asturias. Más de medio centenar de conductores organizaron una protesta espontánea en apoyo a sus compañeros de Madrid, Barcelona y Sevilla contra la expansión de compañías como Uber y Cabify. Taxistas de Oviedo, Gijón y Avilés se manifestaron con sus vehículos frente a la sede de la Consejería de Infraestructuras, en Llamaquique, durante más de una hora. La protesta no fue a mayores y no bloqueó el tráfico en ningún momento. En la foto, algunos de los participantes.