11 de agosto de 2018
11.08.2018

Caos aéreo por Vueling y Ryanair

Protestas en Asturias ante la cancelación de tres vuelos en dos días l 55.000 afectados en Europa por el paro en la aerolínea irlandesa

11.08.2018 | 00:21

Cancelaciones, retrasos y muchos pasajeros que se quedaron en tierra en los aeropuertos europeos, y también en el de Asturias, en plenas vacaciones de agosto. La huelga de pilotos de Ryanair obligó a anular 76 vuelos con destino u origen en España, todos ellos conexiones con aeropuertos alemanes. El paro en la aerolínea irlandesa no tuvo efectos en Asturias, pero hubo sí muchos problemas con Vueling.

Decenas de pasajeros con billetes de la aerolínea de bajo coste de Iberia se quedaron en la noche del jueves tirados en el aeródromo regional esperando a embarcar en el vuelo entre el Principado y Barcelona, que finalmente fue cancelado. La misma escena se repitió en la Ciudad Condal con el pasaje de la ruta contraria, porque su vuelo también fue suspendido. Idéntica situación volvió a vivirse ayer, cuando, tras cuatro horas de demora, el vuelo entre Asturias y Málaga, también de Vueling, fue cancelado, ante la indignación de los pasajeros con la aerolínea. Y anoche, la misma compañía comunicaba un retraso de cuatro horas también en el vuelo a Barcelona. Hubo asimismo demoras en enlaces de otras aerolíneas entre Asturias y Londres y Menorca.

En el caso de los vuelos a Barcelona, Vueling explicó a los afectados que la cancelación se debió a las tormentas que afectaban a la capital catalana y que complicaban mucho las tareas de despegue y de aterrizaje. Esto provocó una cascada de demoras y anulaciones en el aeropuerto catalán que acabó alcanzando a decenas de viajeros asturianos.

Gran parte de los cerca de 400 pasajeros afectados -200 por avión- acabaron buscándose medios de transporte alternativos para completar su viaje. La mayoría tuvo que hacer noche en Cataluña antes de poder regresar a Asturias.

Lo relató con detalle la asturiana Marta Fernández, una de las damnificadas, a través, de su cuenta de Twitter y mientras estuvo durante horas esperando por el vuelo en el aeropuerto de El Prat. "La gente empieza a calentarse, se oyen gritos, una chica propone hacer una sentada, alguno se pone agresivo", relató ayer en referencia a lo vivido tras conocer la cancelación del vuelo. En su caso, la aerolínea le buscó un hotel en Gerona en el que pasar la noche. Añadió que hubo otra gente que tuvo menos suerte que ella y que se quedó sin alojamiento.

Los retrasos en la ruta aérea de Vueling entre Asturias y Barcelona se han convertido en una constante, protestan los usuarios. Especialmente en el vuelo que sale por las noches de Santiago del Monte con dirección a la Ciudad Condal.

En el caso de Ryanair la huelga de pilotos provocó la cancelación de casi 400 vuelos en varios países europeos que dejaron atrapados a unos 55.000 pasajeros de la aerolínea irlandesa, que, pese a calificar el paro de "injustificable", se mostró partidaria de volver a abrir el diálogo perdido con los sindicatos. En España la huelga afectó principalmente a los aeropuertos de Alicante, Palma de Mallorca, Madrid y Barcelona. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que el Ejecutivo "estará vigilante" de que se cumplan los derechos de los pasajeros que han sido afectados por las cancelaciones de vuelos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35