10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Liberty compra en Francia a Río Tinto la mayor fábrica europea de aluminio

El grupo británico, que acaba de adquirir varias plantas a Arcelor, se ha asegurado contratos de electricidad con precios a largo plazo

10.11.2018 | 00:45

El grupo metalúrgico británico Liberty House, que acaba de adquirir tres de las siete plantas siderúrgicas de las que Arcelor-Mittal tuvo que prescindir en Europa para que se le autorizase la adquisición del complejo italiano de Tarento y que ha apalabrado la asunción de las cuatro restantes, formalizará este mes la compra de la mayor factoría de aluminio primario de Europa, la planta de Aluminium Dunkerque (Francia), tras haber alcanzado un acuerdo con su actual propietario, el grupo anglo-australiano Río Tinto, y después de haber cerrado ayer el acuerdo de financiación de la operación a cinco años con un grupo de bancos internacionales.

Liberty, fundada en 1992 en Mayfar (Londres) por el industrial Sanjeev Gupta, pagará 500 millones por la instalación aluminera con mayor capacidad del continente -270.000 toneladas, el triple que las de Avilés (93.000) y La Coruña (87.000)-, situada en el norte de Francia.

Liberty dijo en un comunicado que su pretensión es acometer "inversiones sustanciales" en la planta, "convirtiéndola", dijo, en "la piedra angular de una importante empresa de fabricación integrada", que producirá "metales y componentes para la industria automotriz y otras industrias en crecimiento en Francia". Como parte de esta operación, Liberty adquirió recientemente una fábrica de llantas de aluminio en Chateauroux, en el centro de Francia.

La factoría de Río Tinto, que data de 1991, produce el triple que las plantas amenazas de cierre por Alcoa en Asturias y Galicia con menos del doble de plantilla: ocupa a 560 trabajadores frente a 317 la de Avilés y 369 la de La Coruña.

La instalación de Dunkerque recibe su suministro eléctrico de origen nuclear de la compañía estatal francesa EDF, y, antes de dar el paso para su adquisición, Liberty se ha garantizado, dijo, "los contratos a largo plazo sobre el precio de la energía" así como "medidas sólidas", que no precisó, "para proteger el negocio frente a la turbulencia del mercado del aluminio", en particular por las sanciones de EE UU a la compañía rusa Rusal y el cierre parcial de la brasileña Alunorte, dos grandes suministradores mundiales de alúmina, materia intermedia del aluminio.

Sanjeev Gupta, presidente ejecutivo de GFG Alliance (el conglomerado empresarial al que pertenece Liberty House), declaró ayer su voluntad de "seguir adelante con los planes para desarrollar Dunkerque, para expandir su producción y crear operaciones de valor añadido".

El grupo minero Rio Tinto está desinvirtiendo en activos de aluminio mientras que Liberty ya realizó hace un año otra gran compra con la adquisición de una fundición en Lochaber (Reino Unido).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35