15 de noviembre de 2018
15.11.2018
La Nueva España

El transporte prepara movilizaciones contra la subida de impuestos del Gobierno

Asetra asegura que el sector dejará de facturar 7 millones con el cierre de Alcoa

15.11.2018 | 13:42
El transporte prepara movilizaciones contra la subida de impuestos del Gobierno

El transporte prepara movilizaciones contra las "constantes agresiones" que sufren el sector. Así lo desveló esta mañana el presidente de la patronal regional Asetra y de la nacional CETM, Ovidio de la Roza, que asegura que la interlocución con el Gobierno es mínima o prácticamente inexistente.

El caso es que el transporte asturiano está mejorando su actividad, pese a los nubarrones que amenazan ya por el horizonte, pero la rentabilidad de los portes es mínima, denunció De la Roza. Esto se debe a que está incrementándose notablemente el precio de los combustibles, un 16% en lo que va de año según las cuentas de Asetra, y a la presión de los impuestos.

El cabreo de los transportistas ha ido en aumento al conocer que el Gobierno está preparando nuevas subidas de los impuestos. "En la mente del Gobierno está la de imponer nuevos peajes, incluso en las carreteras nacionales", señaló. Lo que se conoce como euroviñeta, una tasa que grava a los vehículos más contaminantes (generalmente camiones pesados) por utilizar determinadas infraestructuras.

Además, De la Roza aseguró que cierre de la planta de Alcoa en Avilés supondría unas pérdidas cuatro millones de euros para las empresas del transporte que facturan con la multinacional del aluminio, según ha subrayado hoy el presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte y Aparcamientos de Asturias (ASETRA), Ovidio de la Roza.

Según apuntó la capacidad de producción de Alcoa supone el transporte de 92.000 toneladas de aluminio primario al año que se realiza siempre por carreteras nacionales o internacionales.

Esta capacidad de producción de la planta de Avilés supera en más de 20.000 toneladas la que se elaboran en A Coruña, según ha recalcado De la Roza. Y, a continuación, añadió que los 686 trabajadores que podrían verse afectados por el cierre de estas dos plantas podrían ser recolocados, prejubilados o indemnizados, mientras que las empresas de transporte y sus trabajadores, que "son tan dignos" como otros cualquiera, no tendrán ningún tipo de compensación, ha advertido.

Además, ha indicado que el cierre de Avilés supondría que su puerto dejaría desembarcar las 122.000 toneladas de materia prima que exporta la multinacional para la fabricación de aluminio primario, lo que supone un 2,56 por ciento del total de mercancías del puerto avilesino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35