27 de noviembre de 2018
27.11.2018

Maroto viajará a EE UU para tratar con Alcoa la entrada de inversores en Avilés

La Ministra ya se reunió con empresas interesadas en la fábrica y espera una solución como la de Vestas en León, que queda en manos de Network

27.11.2018 | 01:33
Reyes Maroto.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció ayer en el Senado que "próximamente" viajará a Estados Unidos para reunirse con la dirección de Alcoa para negociar una salida que evite el cierre de las plantas de Avilés y La Coruña. Maroto, que ve pocas posibilidades de que la multinacional norteamericana acepte seguir con la actividad, quiere que se involucre en la búsqueda de una solución facilitando la entrada de un inversor que garantice el empleo. La Ministra aseguró que hay "varios" interesados, que ya se ha reunido con ellos y que espera un desenlace similar al anunciado ayer para la planta de la multinacional danesa de aerogeneradores Vestas en León, que quedará en manos de la compañía española Network Steel, dedicada a la importación de acero de países extracomunitarios para su transformación. Network invertirá entre 70 y 110 millones y creará entre 200 y 350 empleos en Páramo del Sil.

"Con Vestas hemos solucionado la primera crisis industrial que llegó a nuestra mesa y ese éxito nos dice que vamos por el buen camino", señaló Maroto en una comparecencia en el Senado para hablar de los anuncios de cierre de Alcoa en Asturias y La Coruña, de Cemex en Baleares y Almería, y de La Naval en Vizcaya. "Pese a los anuncios de cierres, no estamos atravesando una situación de crisis en la industria", señaló Maroto tras destacar que el sector crece a un ritmo del 2,5%.

La Ministra afirmó que cada industria en crisis "es distinta", pero destacó la importancia de afrontar las amenazas de cierre desde la unidad de acción de administraciones y sindicatos y apuntó que desde ahí están tratando de que Alcoa amplíe el plazo del ERE (que finaliza el 30 de noviembre) porque la capacidad del Ministerio de Trabajo para pararlo "es mínima tras la última reforma laboral". Esa prolongación del plazo permitiría ganar tiempo para buscar inversores. "Estamos en ello a pasar de que la interlocución con Alcoa no ha sido fácil. A veces nos hemos hablado a través de los medios de comunicación y eso no es bueno. Donde hay que hablar es en una mesa y yo próximamente voy a viajar a Estados Unidos para hacerlo directamente con el decisor porque el interlocutor en España es un mero transmisor de noticias que no nos permite definir un proyecto, cosa que por ejemplo conseguimos con Vestas y con Cemex, que nos transmitieron que no podían continuar con la actividad productiva y se pusieron a disposición para trabajar en una solución", señaló Maroto, que no obstante añadió que con Alcoa "hemos avanzado porque en un primer momento había un bloqueo y no se quería sentar con nosotros, pero ahora sí quiere para hablar de posibles inversores".

Sobre el interés de empresas por las fábricas de Avilés y La Coruña, Maroto afirmó que no puede dar nombres por prudencia. "Estamos teniendo encuentros ya con posibles inversores en las plantas. Somos conscientes de que unos vienen con muy buena predisposición y que otros nos ofrecen unos proyectos empresariales de más corto plazo. Con eso también estamos trabajando, tratando de que si hay un transmisión de esas plantas se haga con las máximas garantías, como en Vestas, donde nos quedamos con el inversor que más garantía de continuidad daba".

En su intervención en el Senado Maroto también anunció que antes de que acabe el año el Gobierno aprobará un decreto Ley por vía de urgencia de medidas para que las industrias electrointensivas como Alcoa tengan "condiciones particulares en el suministro eléctrico". En la sesión participaron los diputados asturianos Ovidio Sánchez (PP) y Rosa María Domínguez de Posada (Foro), que alertaron del peligro de más deslocalizaciones de empresas en Asturias por el coste energético.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35