05 de diciembre de 2018
05.12.2018

Los sindicatos acusan a Alcoa de manipular los datos para forzar un cierre en fraude de ley

La compañía rechaza la suspensión del ERE e insiste en que el incremento de las pérdidas la aboca a cesar la actividad en Avilés y La Coruña

05.12.2018 | 01:39

"Salimos de la reunión igual que entramos". Así resumió un sindicalista la improductiva reunión celebrada ayer en Madrid para hablar del futuro de las fábricas de Alcoa en Avilés y La Coruña en el marco del periodo de consultas que establece la ley para un caso como el de la aluminera, que plantea el cierre de dos plantas que dan trabajo a 686 personas.

La versión de la compañía es que ha empezado a correr el plazo del periodo de consultas y que la reunión de ayer permitió explicar las razones que abocan al cierre de las dos fábricas, además de poder dar respuesta a las preguntas que realice la parte social. No obstante, la representación de los trabajadores no plantea preguntas, sino reivindicaciones -la continuidad de los centros de trabajo- y denuncias; en concreto, acusan a Alcoa de "manipular los datos económicos para inducir la necesidad de los cierres" y también de cometer un fraude de ley al plantear el ERE extintivo de contratos "como si se tratara de un grupo empresarial cuando tal cosa no es verdad".

Los representantes sindicales de las plantilla de Alcoa hicieron constar que en la documentación aportada al ERE no hay justificación de que se trate de un grupo laboral de empresas, dado que no concurren las circunstancias necesarias para ello y, por tanto, "el expediente se presenta en fraude de ley".

La empresa se reafirmó en la legalidad del expediente y expuso la memoria justificativa del mismo -lo cual era su intención desde el primer momento-, argumentando pérdidas de 17 millones de euros en 2017 y anunciando que este año cerrará con unas pérdidas de en torno a 90 millones entre las dos plantas.

Los representantes de los trabajadores pidieron explicaciones por esa subida sustancial de previsión de pérdidas y la respuesta fue que hasta ahora estaban contabilizando las cantidades que se iban a recibir por las primas por emisiones de CO2, pero en vista de que es diciembre y no hay visos de recibir ese dinero en el ejercicio, se ven en la obligación de quitarlas de la previsión, con el consecuente aumento de las pérdidas".

Ante la imposibilidad de continuar la reunión por falta de tiempo y a la vista de las posturas antagónicas, las partes se emplazaron para la semana que viene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35