08 de diciembre de 2018
08.12.2018

Arcelor y otras empresas podrán seguir prejubilando con contratos relevo hasta 2023

La jubilación parcial no se endurecerá, pero sólo para la industria

07.12.2018 | 23:43
Arcelor y otras empresas podrán seguir prejubilando con contratos relevo hasta 2023

La industria manufacturera podrá seguir utilizando hasta 2023, en condiciones ventajosas, la jubilación parcial y el contrato relevo para ajustar su personal. El Gobierno ha decidido dar ese margen al sector fabril, que quedará temporalmente liberado de un endurecimiento de esa modalidad de rejuvenecimiento de las plantillas -y de ahorro de costes laborales- que sí llegará para el resto de los sectores en enero de 2019.

La jubilación parcial (salida del trabajador veterano, generalmente con 61 años) asociada al contrato relevo (incorporación de un trabajador joven) son mecanismos intensamente utilizados en Arcelor y en muchas otras empresas de Asturias. En 2013, con el PP en el Gobierno y en el contexto de las reformas del sistema de pensiones, se decidió endurecer los requisitos de edad y de cotizaciones, hasta tal punto que la jubilación parcial dejaba de ser económicamente atractiva para los empleadores. Sin embargo, ya entonces se estableció una excepción: las empresas que en 2013 tuvieran recogida esa forma de retiro en sus convenios colectivos podrían seguir usándola según la regulación anterior hasta el 31 de diciembre de 2018. Ha habido centenares de empresas asturianas y de trabajadores beneficiados por esa disposición. El cambio anunciado ayer por las ministras de Industria, Reyes Maroto, y de Trabajo, Magdalena Valerio, supone que las compañías industriales podrán alargar esa excepción hasta el 1 de enero de 2023, si bien sólo para empleados directamente implicados en el proceso productivo (se excluye al personal administrativo). En el resto de sectores será mucho más difícil acogerse a la jubilación parcial a partir del 1 de enero de 2019.

La permanencia del contrato relevo para la industria forma parte del paquete de medidas de apoyo al sector presentado ayer por Maroto y está incluido también en el Plan de Choque por el Empleo Juvenil aprobado por el Consejo de Ministros en la misma reunión.

Este programa se marca como objetivos generar 2,9 millones de contratos indefinidos para jóvenes y una reducción de diez puntos en su tasa de paro (del 35% en Asturias) durante sus tres años de vigencia. El plan estará dotado con 2.000 millones de euros para los tres años, procedentes de reordenar el uso de los fondos que tiene origen en las cuotas de formación que pagan empresas y trabajadores y en la UE.

El plan, compuesto por 50 medidas, incluye algunas como las siguientes:

Orientación. Contratación de 3.000 orientadores (empleados públicos interinos por un período de 18 meses) para asesorar de manera individualizada a los jóvenes en la búsqueda de trabajo.

Formación. Más formación profesional para el empleo e impulso a la FP dual.

Precaridad. Control estrecho de la contratación temporal para evitar abusos.

Bonificaciones. Evaluación y revisión de los incentivos a la contratación y al emprendimiento para suprimir los que hayan resultado ineficaces

Retorno. Apoyo al retorno de los jóvenes emigrados, mediante ayudas a la contratación y al autoempleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35