23 de enero de 2019
23.01.2019
Protesta laboral

Tensión y división entre los taxistas de Barcelona

Parte de los taxistas, al contrario que el líder de Élite Barcelona, son partidarios de mantener la huelga

23.01.2019 | 13:33
Alberto Álvarez: "Me quito de en medio".

La asamblea de taxistas ha arrancado en la plaza Catalunya de Barcelona una hora y media más tarde de lo previsto, marcada por la tensión y la división entre el colectivo, que ha sido patente con la dimisión de los miembros de Élite Barcelona y de su líder, Alberto Álvarez, del comité de huelga.

Tras una discusión acalorada, los taxistas congregados han decidido votar en urnas si mantienen o levantan la huelga que empezó hace seis días, en función de si avalan o no el nuevo redactado que les presentó la Generalitat para limitar la prestación de servicios de vehículos de alquiler con conductor, los llamados VTC que usan plataformas como Uber o Cabify.

Las votaciones empezarán este miércoles a las 16:00 horas y está previsto que acaben a las 20:00 horas, tras lo cual se hará el recuento y se publicitará la decisión.

El plan inicial era que la asamblea empezara a las 11:00 horas y que, tras unos breves parlamentos, se habilitaran urnas para que los taxistas escogieran entre tres opciones, entre las cuales había una vía intermedia consistente en abandonar el parón y "dar una tregua" al Gobierno catalán hasta el congreso mundial de móviles, el MWC, para ver si cumplía sus compromisos.

Sin embargo, a la hora en que estaba previsto que empezara la exposición del comité de huelga este no ha aparecido y, en su lugar, han tomado la palabra varios taxistas que defendían un "no" sin ambages a las medidas que plantea la Generalitat, acompañado de un endurecimiento de las protestas en la calle.

Sus argumentos: las medidas que se les proponen son "insuficientes" y, además, el sistema de votación en urna es anónimo y da el mismo peso a los taxistas con licencia que se han movilizado durante la huelga que a los que se han quedado en casa.

"Quiero ver la cara de quien vote que 'sí' a lo que nos dan, que es nada", ha amenazado uno de los intervinientes, refiriéndose al plazo de precontratación mínimo de 15 minutos para VTC que incluirá la Generalitat en el decreto ley que aprobará la semana que viene.

Ha sido entonces cuando Álvarez, principal voz del sector, ha intervenido para intentar calmar al reducto de taxistas que estaban protagonizando esta escalada verbal y gestual ya que, pese a ser minoritarios, estaban marcando el devenir de la jornada porque sugerían un boicot a la votación con urna.

"Si lo queréis reventar todo adelante", les ha replicado el líder de Élite Taxi, Alberto Álvarez, Tito, que acto seguido ha anunciado que él y los demás miembros de su sindicato dimitían de su responsabilidad en el comité de huelga.

"Ninguno de nosotros va a continuar en el comité de huelga, cada uno de nosotros quiere continuar a partir de ahora como un mero taxista y nos ponemos detrás del nuevo comité de huelga que se monte", han indicado en un comunicado.

Alberto Álvarez, la cara más visible de esta movilización, era partidario de votar a favor de desconvocar la huelga, tras valorar positivamente el decreto ley que presentó ayer la Generalitat y que abre la puerta a que los servicios de vehículos de alquiler con conductor (VTC) deban precontratarse con una hora de antelación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35