25 de enero de 2019
25.01.2019

Los asturianos pagaron 26 millones menos por heredar en 2018, tras la rebaja de Sucesiones

El Principado obtuvo un 20% más de ingresos por Donaciones y mejoró la recaudación asociada a la compraventa de pisos y a la firma de hipotecas

25.01.2019 | 01:16
Los asturianos pagaron 26 millones menos por heredar en 2018, tras la rebaja de Sucesiones

Los herederos asturianos pagaron durante el pasado año 78,38 millones de euros por el impuesto de sucesiones, 26,2 millones menos que en 2017, según el balance provisional de recaudación del Ente Público de Servicios Tributarios, la agencia que se encarga de la gestión y control de los tributos sobre los que tiene competencias el Principado y, por delegación de casi todos ayuntamientos, de la cobranza de los principales gravámenes municipales (IBI y viñeta, sobre todo). El descenso en los ingresos por Sucesiones coincidió después de la reforma del impuesto que elevó hasta 300.000 euros el mínimo exento para los familiares más directos (cónyuge, hijos, nietos o padres) de la personal fallecida.

Dolores Carcedo, consejera de Hacienda, explicó ayer que su departamento aún está cerrando los datos definitivos de la liquidación presupuestaria del Principado en 2018. No obstante, la agencia recaudadora ya dispone de una primera información de la que se infiere que los principales impuestos autonómicos evolucionaron en Asturias el pasado año como se explica en los siguientes puntos.

Sucesiones. La caída de la recaudación en el tributo que grava las herencias fue del 26,7% en términos relativos. Al menos parte de ese comportamiento está directamente relacionado con la última rebaja del impuesto. El mínimo exento para los familiares más cercanos (cantidad libre del impuesto para cada heredero) aumentó de 200.000 a 300.000 euros desde el 1 de julio de 2017, a raíz del último pacto presupuestario PSOE-PP, pero los efectos de la recaudación no se notaron hasta seis meses después, porque ese es el plazo que tienen los herederos para liquidar el impuesto. Siendo así, el primer impacto para las arcas del Principado se concentró en 2018.

Donaciones. En sentido contrario, la recaudación en la modalidad de Donaciones ha aumentado el 20%, hasta llegar a 6,4 millones de euros. Esa evolución se produce en el contexto de una rebaja en la tarifa del tributo que está en vigor desde el inicio de 2018 y que ha estimulado las donaciones de dinero y viviendas de padres a hijos. El número de estas operaciones declaradas hasta el 31 de octubre se había disparado el 78%, como ya explicó este diario.

Compraventa de pisos e hipotecas. El Principado está sacando partido de la mejora del mercado inmobiliario a través del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos. La modalidad que grava la compraventa de pisos de segunda mano aumentó su recaudación el 4%, hasta los 86,7 millones. La versión que afecta a la firma de hipotecas lo hizo el 16,8% y reportó 31,6 millones a las arcas regionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35